Público
Público

Los matrimonios forzosos se hacen visibles en España

La Generalitat presenta un procedimiento policial para evitar estos casos

L. D. P.

Los matrimonios forzosos ya no son cosa del pasado ni ocurren sólo en tierras exóticas. Con la llegada de la inmigración, algunas prácticas que ya se consideraban desterradas en Europa vuelven a estar de actualidad.

El 3 de junio pasado, la Conselleria dInterior de la Generalitat de Catalunya presentó un procedimiento policial por el que se pretende prever y castigar las uniones forzosas. La iniciativa catalana no es nada rara si tenemos en cuenta que en países con más experiencia en inmigración, como Gran Bretaña, existen grupos estables dentro de la Policía para evitar los secuestros y abusos con fines matrimoniales.

Los enlaces forzosos, explica la politóloga iraní Nazanín Amirian, son propios de sociedades poco desarrolladas, no agrícolas, "donde la pubertad es igual a la madurez". Son comunidades que consideran a la mujer como un objeto, un ser no productivo, una carga. "El valor de las niñas reside en su pureza, en su virginidad y cuánto antes la casen, antes se quitan el problema de encima [los padres]", cuenta Amirian.

Los expertos explican que las uniones forzosas con niñas de por medio no sólo responden al resguardo de la virginidad, sino a la "domesticación" de la menor antes de que tenga su propia personalidad y sea más rebelde. En este sentido, no es infrecuente que en algunas tribus de Pakistán, explica Amirian, cuando la niña se casa, puede ser violada por todos los hombres de la familia, además de pasar a ser "la esclava de la suegra".

De momento, en Catalunya los Mossos sólo han detectado unos 20 casos de bodas obligadas, pero creen que la realidad oculta bastantes más. En este sentido, en mayo pasado, la Plataforma de Organizaciones de Rijmond presentó en Madrid su programa Mano a mano contra los matrimonios forzosos porque "aunque a veces parezca que se trata de una práctica marginal, ocurre con mucha frecuencia", afirmó Tariq Ramadan, profesor de Estudios Islámicos de Oxford.

Amirian advierte de que la sociedad española debe de estar alerta porque "es en los países poco acostumbrados a la inmigración o que han hecho mal la integración donde ocurren las uniones forzosas".

 

Más noticias de Política y Sociedad