Público
Público

Algunos médicos siguen errados sobre seguridad del DIU: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Muchos médicos y otros proveedores de asistenciamédica de Estados Unidos tendrían creencias erradas sobre laseguridad de los dispositivos intrauterinos de anticoncepción,más conocidos como DIU, ya que los consideran menos seguros delo que son, especialmente para las mujeres que nunca dieron aluz, revela un estudio del Gobierno.

Investigadores de los Centros para el Control y laPrevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su siglaen inglés) encuestaron a casi 2.000 proveedores de salud yhallaron que casi un tercio pensaba que los DIU son insegurospara las mujeres que nunca tuvieron un hijo o no estaban segurosde su seguridad.

Los DIU se implantan en el útero, donde emiten pequeñascantidades de cobre o de la hormona progestina para evitar lagestación. Cuando surgieron, los DIU generaron la preocupaciónde que pudieran aumentar el riesgo de infección pélvica yamenazar la fertilidad de las mujeres a futuro.

Pero ahora se sabe que los DIU no implican ese riesgo, dijoCrystal Tyler de los CDC, quien dirigió el estudio. Además, adiferencia de los preservativos y las píldoras de control denatalidad -ambos más populares en Estados Unidos- se colocan ypuede "olvidarse" el asunto.

"Los DIU son seguros para (...) las mujeres" que no han dadoa luz, dijo Tyler. "Y son tan efectivos como la esterilización,pero son una forma reversible de anticoncepción", agregó.

El DIU hormonal, que se comercializa bajo la marca Mirena,puede prevenir el embarazo durante cinco años, mientras que laversión de cobre, vendida como ParaGard, es efectiva por unos 10años.

Otro estudio reciente reveló que el 0,8 por ciento de lasmujeres estadounidenses con un DIU de cobre tuvieron un embarazono deseado en un año, mientras que la tasa entre aquellaspacientes con un DIU hormonal fue del 0,2 por ciento.

En cambio, alrededor de nueve de cada 100 mujeres que tomanpíldoras anticonceptivas pueden esperar quedar embarazadas sinquererlo en un año, sobre todo por el mal uso del método.

Con los preservativos, alrededor del 2 por ciento de lasmujeres quedará embarazada, pero eso es sólo si la pareja lo usacorrectamente cada vez que tienen relaciones sexuales.

Tyler y sus colegas, cuyos resultados fueron publicados enla revista Obstetrics and Gynecology, encuestaron a médicos defamilia, obstetras y ginecólogos, además de enfermeros yasistentes médicos que trabajan en clínicas de planificaciónfamiliar.

En general, alrededor del 30 por ciento creía que losdispositivos eran inseguros para las mujeres que nunca habíandado a luz o no tenían clara su seguridad.

A su vez, esos profesionales eran menos propensos aimplantar los dispositivos: eran seis veces más proclives adecir que implantaban "infrecuentemente" DIU en mujeres quenunca habían tenido un bebé, comparado con otros proveedores deasistencia médica.

No obstante, los DIU no demostraron ser una forma popular deanticoncepción en general. Más del 60 por ciento de todos losproveedores que participaron del sondeo dijo que sóloocasionalmente los administraba, con frecuencia por "preferenciade la paciente".

"Desafortunadamente, Estados Unidos está un poco por detrásde otros países en el uso de DIU", dijo Tyler. "Muchas mujeresrealmente no saben que existen", agregó.

Con más educación a los profesionales, eso podría cambiar,añadió la experta. Grupos como el Colegio Estadounidense deObstetras y Ginecólogos (ACOG) señalan que los DIU son altamenteefectivos y que más mujeres deberían estar al tanto de ello.

Al igual que otros contraceptivos, los DIU pueden tenerefectos colaterales no deseados.

El DIU Mirena puede causar irregularidades menstruales, perogeneralmente vuelve los períodos más leves y también se lo usacomo tratamiento para el sangrado intenso. El DIU ParaGard tieneel efecto contrario: puede aumentar el sangrado y los doloresmenstruales, aunque ese efecto se iría con el tiempo.

Más noticias en Política y Sociedad