Público
Público

Mendinueta y Larretxea, encarcelados por orden de la Justicia francesa

EFE

Los presuntos miembros de ETA Iurgi Mendinueta Mintegi, "Aitor", y Joanes Larretxea Mendiola, detenidos el domingo en Montpellier (sureste), fueron enviados la pasada madrugada a prisión por orden de un juez, informaron hoy a EFE fuentes judiciales.

Ambos habían sido conducidos el jueves ante el Tribunal de París, competente en Francia en materia de terrorismo, donde se procedió a la apertura de una investigación judicial sobre ellos y fueron interrogados a última hora por la juez antiterrorista Laurence Le Vert.

Otro magistrado, el denominado Juez de las Libertades y la Detención, ordenó posteriormente su envío a prisión provisional mientras se investiga a los dos presuntos miembros de ETA.

Los cargos por los que se les imputa son los de "asociación de malhechores en relación con una empresa terrorista", "infracción de la legislación sobre armas y municiones" y "receptación de robo en banda organizada", vinculado a la sustracción de armas y de placas de matrículas falsas de vehículos.

Por el primero de esos cargos podrían ser condenados hasta a diez años de prisión.

Además, fueron imputados por utilizar placas falsas de matrículas de automóvil, por posesión y utilización de documentos falsos de identidad y por estar en poder de "una sustancia que puede formar parte de la composición de un explosivo".

Se trata de 500 gramos de pentrita que se les descubrió cuando fueron detenidos, precisaron las fuentes.

Todos estos cargos están relacionados con su actividad dentro de la organización terrorista.

Al ser capturados, a Mendinueta y Larretxea -que según los responsables españoles de la lucha antiterrorista formaban parte del aparato militar de ETA- se les incautó material informático, además de armas y el coche en el que circulaban.

Según la documentación facilitada en España por el Ministerio de Interior, ambos viajaban en un Peugeot 307, donde se encontró polvo de aluminio para fabricar amonal, seis detonadores, componentes electrónicos, dos ordenadores y discos duros, tarjetas SD, memorias "pen drive", un lote de munición empaquetada, un "sotocasco" y dos brazaletes de policía francesa, además del permiso de conducir de Larretxea.

En un zulo localizado después de la detención de Larretxea y Mendinueta había un bidón con cordón detonante, cuatro armas cortas, cuatro temporizadores, una troqueladora, matrículas vírgenes y falsas, junto con pentrita.

Joanes Larretxea llevaba en su poder un revolver de calibre 38 con cartuchos, munición, un DNI y dos tarjetas de crédito falsas y otras dos tarjetas falsas, una de la Guardia Civil y otra del Ministerio de Defensa.

Mendinueta portaba, en el momento de la detención, una pistola del calibre 22, otras dos tarjetas de la Guardia Civil y Defensa falsas, siete "pen drives", cuatro tarjetas SD, munición del calibre 9 milímetros, cuatro DNI falsos, una agenda y un carné con anotaciones en euskera.

Más noticias de Política y Sociedad