Público
Público

El "menos malo" aporta una dosis de humor en la campaña para los comicios de Costa Rica

EFE

A la apática campaña política de cara a las elecciones del próximo 7 de febrero en Costa Rica se le ha inyectado en los últimos días una buena dosis de humor que incluye a un candidato que se autoproclama el "menos malo", un temeroso hombre semidesnudo y aspirantes convertidos en marionetas.

En una serie de anuncios de radio y televisión publicados a partir de esta semana, el candidato del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Luis Fishman, agitó el ambiente ganándose críticas, burlas y alguna aprobación de sus seguidores, al calificarse a sí mismo como el "menos malo" para llegar a la Presidencia.

Un locutor pregunta en el anuncio a diversas personas: ¿Por quién va a votar?. Las respuestas de los consultados apuntan a que "todos son iguales" por lo que escogerán al "menos malo" y al finalizar la pauta vuelve la voz del locutor y dice: "Fishman, el menos malo".

El aspirante socialcristiano declaró a los periodistas que está de acuerdo con la campaña y que ha calado bien en el electorado.

"No me considero malo. Me considero, dentro de un mundo de imperfecciones y desencantos, el menos malo", explicó Fishman.

Afirmó que percibe que existe un desencanto en el país hacia los políticos, por lo que busca incentivar a los electores a votar, y aunque no les guste ninguno de los aspirantes, "hay que hacerlo por el menos malo".

Habrá que ver si esta estrategia le da al socialcristiano resultados menos malos que las cifras inferiores al 6% que le otorgan las encuestas y que lo ubican en el cuarto lugar de la intención de voto.

La favorita en los sondeos es Laura Chinchilla, candidata del oficial Partido Liberación Nacional (PLN), quien ha dedicado su campaña, de una forma más clásica y sin ningún tipo de humor, a promover iniciativas para generar empleo, seguridad y crecimiento económico.

La aspirante casi no ha entrado en el intercambio verbal con sus principales críticos: los candidatos Otto Guevara, del derechista Partido Movimiento Libertario (ML) y segundo en las encuestas, y Ottón Solís, del centro izquierdista Partido Acción Ciudadana (PAC), tercero en los sondeos.

En una de las pocas respuestas a sus rivales, Chinchilla catalogó de "machista, vulgar y ofensivo" un anuncio televisivo del PAC en el que se mostraba a la candidata como una marioneta cuyos hilos son manejados por varios hombres, uno de ellos interpretando al presidente Óscar Arias.

Según Solís y Guevara, la candidata es la "escogida" por Arias para "continuar" en el poder, algo que ella ha negado al asegurar que siempre se ha caracterizado por su "independencia".

Chinchilla, quien busca convertirse en la primera mujer que llega a la Presidencia en la historia de Costa Rica, fue vicepresidenta y ministra de Justicia de Arias hasta octubre de 2008.

El PAC también convirtió en marioneta a Guevara, pero éste sigue enfilando sus baterías en ligar a Chinchilla con Arias y a exponer algunas ideas como dolarizar la economía, regalar una computadora a cada uno de los 500.000 escolares del país y aplicar "mano firme" contra la delincuencia.

El partido de Guevara es el creador de un anuncio en el que un nervioso personaje camina por las calles de San José vistiendo únicamente calzoncillo y calcetines, en una crítica a la inseguridad.

La gente le pregunta por qué camina "chingo" (desnudo) y él les contesta que es la única forma de que los ladrones vean que no lleva nada y no le roben.

En un segundo anuncio, una mujer se muestra asustada en una parada de autobús ante la presencia de un hombre sospechoso, quien le espeta: "¡si tiene miedo compre perro!" y de inmediato aparece el joven en calzoncillo paseando un can y gritando "¡ahora ni con perro se le quita a uno el miedo!".

En la culminación de la saga, el joven en calzoncillo camina por la calle llorando porque le robaron su perro.

Todos estos vídeos, aunque criticados por círculos políticos por considerarlos poco serios, han calentado la campaña y han recibido miles de visitas en sitios de internet como el popular Youtube y redes sociales, en lo que ha sido el momento más "emocionante" de una campaña que se percibe fría.

El próximo 7 de febrero cerca de 2,8 millones de costarricenses están llamados a las urnas para elegir al presidente y 57 diputados para el periodo 2010-2014.

Douglas Marín

Más noticias de Política y Sociedad