Público
Público

El mercado de trabajo apunta signos de mejoría

El paro llegó en 2010 a un récord de 4,1 millones, pero Trabajo prevé "el final del ajuste". Diciembre se salda con la mayor caída en 10 años

A. M. VÉLEZ

2010 se cerró con 4.100.073 personas apuntadas en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo. Aunque la cifra es la más alta de un año completo y no está lejos del récord de 4,16 millones de marzo pasado, los datos que ayer publicó el Ministerio de Trabajo sugieren que la pesadilla del desempleo (dos millones de parados más desde que estalló la crisis), podría estar cerca de tocar techo. Es el mensaje que, con todas las cautelas, lanzó ayer el Gobierno. "Todo apunta a que la economía está llegando al final del periodo de ajuste de la crisis", dijo la secretaria de Empleo, Mari Luz Rodríguez.

Al cierre de 2010, había 176.470 parados más que un año antes. Supone un alza del 4,5%, muy inferior al repunte del 25,4% (800.000 parados más) de hace un año; y al histórico incremento (un millón de personas, un 55,3% más) de 2008. Además, diciembre, un mes tradicionalmente malo para el empleo por la menor actividad en la industria y la construcción, se ha saldado con 10.221 parados menos respecto a noviembre. Es la primera caída intermensual desde agosto y la mayor en un mes de diciembre desde 2000.

El desempleo cayó respecto a noviembre en agricultura (5,14%) y servicios, donde bajó en más de 30.000 personas (un 1,27%). Rodríguez lo atribuyó a "una campaña de Navidad más normal" que las de los dos años previos, con más "movimiento" en el comercio. Pero el balance del mes también arroja sombras: el paro subió en la industria (un 1,28%) y, sobre todo, en construcción (un 4%, hasta 28.976 personas), síntoma de que este sector, muy castigado por la crisis, no ha tocado fondo.

Respecto a la afiliación, 2010 se cerró con una media de 17.584.982 cotizantes a la Seguridad Social, un 1,23% menos (218.857 trabajadores) que en 2009. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, destacó que la "reducción significativa" de la caída de afiliados "hace prever la recuperación" en los próximos meses. "Muy probablemente", dijo, 2010 "será el último año de la crisis" en la afiliación. Granado lamentó el gran descenso de cotizantes en la primera quincena de diciembre, a causa de la huelga "salvaje" de los controladores aéreos y la menor actividad en esos días. Así, el 3 de diciembre (cuando la rebelión del colectivo obligó a cerrar el espacio aéreo), la afiliación neta cayó en 31.540 personas. Según Granado, la protesta costó más de la mitad de los afiliados perdidos en diciembre (unos 20.000 cotizantes).

Por contratos, diciembre registró otra alza intermensual (del 8,5%), segunda consecutiva, de la modalidad indefinida. Aun así, esta sólo supone el 7,8% del total. Trabajo insiste en que es pronto para calibrar si la reforma laboral logrará reducir la temporalidad.

El Ejecutivo cree que a partir de junio empezará a crearse empleo neto, aunque en tasas "reducidas" (unos 50.000 nuevos puestos de trabajo). El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, destacó que hoy hay "más personas trabajando" (17 millones de ocupados) que cuando llegó al poder en 2004, pero también admitió que hay más parados. Para el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, diciembre marca un "cambio de fase" en la evolución del paro, pero sólo en 2012 "comenzará a crearse empleo en tasa suficiente" y hasta finales de ese año no bajará la enorme bolsa de paro acumulada con la crisis. "La segunda parte de 2011 será positiva y 2012, francamente positiva", dijo.

Más noticias de Política y Sociedad