Público
Público

El mercado de gas natural licuado crecerá un 8% anual hasta 2020

EFE

El mercado de gas natural licuado (GNL) mantendrá un ritmo anual de crecimiento del 8 por ciento hasta 2020 y será cada vez más global, afirmó hoy el presidente de la compañía estatal argelina Sonatrach, Mohamed Meziane.

Durante su intervención en una de las sesiones plenarias del XIX Congreso Mundial del Petróleo, Meziane destacó que el gas natural (tanto licuado como por gasoducto) ya cubre una cuarta parte de las necesidades de energía del mundo y su crecimiento futuro sitúa al sector en una "encrucijada" entre regionalización y globalización.

El presidente de la compañía estatal argelina, propietaria de una de las mayores reservas de gas del mundo, subrayó la necesidad de sustituir el "modelo clásico", basado en contratos a largo plazo, que actualmente representan el 80 por ciento del mercado, por otro "más flexible", en el que ganen peso los contratos a corto plazo.

Asimismo, destacó que el incremento del precio del gas en los últimos años por la fuerte demanda ha favorecido la construcción de más infraestructuras -plantas de regasificación y gasoductos-, lo que ha introducido más competencia en el sector.

Las plantas de regasificación permiten enviar en buques metaneros la materia prima a los lugares donde mejor se pague sin depender de la existencia de gasoductos, cuya puesta en marcha es más complicada ya que deben atravesar fronteras de distintos países.

A pesar de las favorables perspectivas (la producción de GNL prácticamente se duplicará entre 2007 y 2020), el presidente de Sonatrach alertó sobre los riesgos que conllevan las grandes inversiones necesarias para poner en el mercado los elevados volúmenes de gas previstos y la volatilidad del precio.

En el mismo acto, la directora del área de gas de Shell, Linda Cook, aseguró que el gas natural es "el protagonista favorito" del nuevo esquema energético mundial, marcado por el creciente aumento de la demanda y las mayores exigencias medioambientales.

Ante estos cambios, Cook reclamó a los gobiernos de los países productores marcos de inversión estables, el desarrollo de una legislación internacional sobre el comercio de CO2 y una apuesta firme por tecnologías y políticas de eficiencia energética.

Según señaló, en el horizonte 2030 la UE importará el 75 por ciento del gas que consuma, frente al 45 por ciento actual debido al incremento de la demanda y al agotamiento de las reservas en Europa.

El presidente de la compañía noruega StatoilHydro, Helge Lund, afirmó que las plantas de generación de electricidad con gas natural "son una opción excelente" para reducir las emisiones de CO2 y cumplir los objetivos medioambientales que se ha marcado la UE.

Más noticias de Política y Sociedad