Público
Público

Los mercados acogen con frialdad los acuerdos del Eurogrupo, con el bono español aún cerca del 7%

La prima de riesgo apenas cede un par de puntos, después de rozar máximos históricos ayer. El Ibex 35 se mantiene casi plano.

Las decisiones del Eurogrupo de anoche, dando más tiempo a España para rebajar el déficit y adelantando ya 30.000 millones para el rescate de la banca, se ha recogido con frialdad en los mercados, donde se mantiene la presión sobre la deuda soberana. En los primeros movimientos de la sesión, la prima de riesgo de la deuda española apenas se recorta dos puntos básicos respecto al cierre de ayer y se situó en 572, con el interés del bono a diez años todavía rondando el 7 %, aunque algo más bajo que ayer.

A primera hora, el bono español a diez años tenía un interés del 7,03 %, frente al 7,06 % de ayer, en tanto que el alemán se situaba en el 1,31 % tras cerrar ayer en el 1,32 %.En otros países de la zona euro, el riesgo país de Portugal inició el día en 942 puntos básicos, en tanto que el de Grecia se situó en 2.537 puntos; el italiano, en 477 puntos y el irlandés, en 495 puntos.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se cambiaban a esta hora a 475.370 dólares anuales.

Tras llegar a alcanzar los 580 puntos básicos en algún momento de la sesión por las dudas sobre los acuerdos que podría alcanzar el Eurogrupo, la prima de riesgo española frenaba su alza al conocerse que la UE prevé dar un año más a España -hasta 2014- para rebajar su déficit por debajo del 3 % del PIB a cambio de que acometa "sin demora" medidas de ajuste adicionales.

La Bolsa, por su parte, se mantiene prácticamente plana, sin que las noticias sobre el rescate para la banca esté afectando positivamente a la cotización de las entidades financieras.

Los ministros de Finanzas de la zona euro celebran hoy la segunda jornada de su reunión en Bruselas, cuyas conclusiones valorará después el ministro español, Luis de Guindos.Tras la primera sesión, se sabe que en el borrador se exige a toda la banca española que cumpla las exigencias de capital europeas y no sólo a las cinco grandes entidades, como hasta ahora. Es decir, uno de los requisitos de los socios europeos para conceder la ayuda financiera consiste en que todo el sector tenga un capital de máxima calidad de al menos el 9 % de los activos ponderados por riesgo.

Más noticias de Política y Sociedad