Público
Público

Los mercados en vilo, y crecen las evidencias de recesión global

Reuters

Los signos de un fuerte desplome en Europa, además de una descarga de advertencias de resultados corporativos y anuncios de despidos en todo el mundo, intensificaron el viernes los temores a una profunda recesión global.

Los mercados bursátiles cayeron en todo el mundo, las monedas experimentaron una volatilidad casi sin precedentes, y el petróleo y otras materias primas retrocedieron ante los temores a un desplome de la demanda que acompañaría a la desaceleración.

"Definiría esto como una neurosis de guerra", dijo Thomas di Galoma, jefe de operaciones de bonos gubernamentales de Jefferies & Co. "Todo es por el desapalancamiento de acciones (...) Está causándole problemas a todos", agregó.

El índice industrial Dow Jones y el S&P 500 recortaron pérdidas tras haber caído más de un 5 por ciento en la apertura. El primero cerró con una baja del 3,59 por ciento y el segundo con un retroceso de un 3,45 por ciento.

El índice tecnológico Nasdaq concluyó con una baja del 3,23 por ciento.

La crisis económica provocó una mayor intervención del Gobierno de Estados Unidos: las autoridades tomaron medidas para ayudar a financiar la venta del complicado banco National City Corp y se prepara para anunciar que otros 20 bancos recibirán inyecciones de capital.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos está estudiando cómo poder ayudar a compañías de bonos y seguros hipotecarios dentro del paquete de rescate de servicios financieros por 700.000 millones de dólares, dijeron dos fuentes familiarizadas con las deliberaciones.

La especulación sobre un rescate a la industria automotriz estadounidense también creció debido a que General Motors ha intensificado las negociaciones para comprar operaciones de Chrysler , pretendiendo buscar ayuda por parte del Gobierno para cualquier acuerdo, según dijeron a Reuters fuentes carcanas a las conversaciones.

Chrysler anunció que despedirá a unos 5.000 trabajadores administrativos y el conglomerado industrial ITT informó de que también recortará un número no especificado de puestos.

Muchos analistas declararon recesión en Europa tras las informaciones que mostraron que la economía del sector privado en los 15 países de la zona euro se encaminan a su peor rendimiento desde la debacle de inicios de la década de 1990.

La economía británica se contrajo un 0,5 por ciento en el tercer trimestre, su primera caída en 16 años, mostrando que el mundo se encamina a una inevitable recesión.

El ministro de Finanzas de Canadá dijo que al país le esperan tiempos duros, aunque está mejor capacitado para resistirlos que muchos otros en Occidente.

ADVERTENCIA CHINA

China advirtió que el panorama de la economía mundial es sombrío.

"La crisis financiera global se ha estado esparciendo y empeorando constantemente, creando un impacto severo para el crecimiento económico global", dijo el primer ministro chino, Wen Jiabao, en un Encuentro Asia-Europa de los 27 estados miembro de la Unión Europea (UE) y 16 naciones asiáticas.

El ritmo de ventas de viviendas usadas en Estados Unidos subió con fuerza en septiembre, pero un sondeo de Reuters entre economistas sugirió que los ya abatidos precios de las casas bajarán el próximo año y que una posible recuperación en 2010 sería moderada.

Las mercados cambiarios extranjeros experimentaron una fuerte volatilidad, con el yen disparándose a máximos de varios años contra el dólar y el euro. El tipo de cambio euro/yen llegó a caer hasta un 10 por ciento.

Setenta y nueve años después del crack de 1929 que llevó a la Gran Depresión, los mercados bursátiles caían en picado en todo el mundo en medio del pánico de los inversores.

El índice japonés Nikkei cayó un 9,6 por ciento y las acciones europeas perdieron un 5,4 por ciento para cerrar en mínimos de más de cinco años.

Las pérdidas bursátiles fueron causadas por una oleada de ventas de acciones de parte de instituciones, básicamente fondos, que necesitan efectivo para cubrir las retiradas a gran escala de los inversores, pero algunos operadores dijeron que la caída no es tan mala como pudo haber sido.

Rusia suspendió las operaciones en su bolsa de valores al menos hasta el martes, después de que el mercado perdiera más de un 13 por ciento de su valor el viernes, alcanzando su nivel más bajo desde finales de 2004.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), reunida de urgencia, acordó recortar su producción de crudo en 1,5 millones de barriles por día, en un intento por frenar la abrupta caída de los precios.

Pero el precio del crudo estadounidense cayó más de un 5 por ciento, a menos de 64 dólares el barril, debido a que los pesares sobre la economía opacaron el recorte de producción.

Otras materias primas, desde el cobre hasta el zinc, el azúcar y el café, se vieron estuvieron golpeadas por abruptas liquidaciones. Se trata de malas noticias para las economías de los mercados emergentes, que son grandes productoras y dependen de las exportaciones para obtener gran parte de sus ingresos.

"RECESION SERIA"

"Parece que estamos ante una recesión seria en lugar de una recesión moderada", dijo Gilles Moec, economista de Bank of America, al referirse a la crisis que explotó con el colapso del mercado de viviendas en Estados Unidos hace casi 15 meses.

Varios gigantes corporativos también daban señales de estar muy golpeados, no sólo los bancos, que fueron los primeros y los más afectados.

Más noticias de Política y Sociedad