Público
Público

Merkel se defiende desde Portugal: "Alemania no esta interesada en que haya recesión en otros países"

La canciller alemana visita al país luso en medio de fuertes medidas de seguridad por la convocatoria de varios actos de protesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La canciller alemana, Angela Merkel, ha defendido deudas sostenibles y más competitividad como única forma de que Europa supere la crisis, durante su visita a Portugal, un país agobiado por los problemas financieros y la austeridad y que vive en su recesión más profunda desde la década de los 70.

En una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, ambos políticos conservadores subrayaron la necesidad de cumplir los programas de ajuste en marcha para que Europa recupere la plena confianza de los mercados y los inversores.

Merkel, que realiza una visita de seis horas a Portugal en medio de fuertes medidas de seguridad por la convocatoria de varios actos de protesta, reconoció las 'dificultades' que se viven en Europa pero subrayó que del cumplimiento de las reformas depende el futuro de las generaciones europeas. 'La futura sostenibilidad de las deudas y de las inversiones es fundamental para Portugal y los demás países', declaró Merkel tras una reunión con Passos Coelho en un fuerte militar a veinte kilómetros de Lisboa.

Para Merkel, uno de los principales problemas que afronta Europa es 'el desnivel de la competitividad' 

La canciller subrayó que uno de los principales problemas que afronta Europa es 'el desnivel de la competitividad, y Portugal demuestra que puede ser mejorada'. Además consideró imprescindibles 'presupuestos sólidos, que permitan el pago de nuestras deudas'. 'Hay una competencia dura, cuando preparamos a Europea para el próximo siglo', insistió la canciller al defender 'que se tomen las medidas adecuadas, los presupuestos adecuados'.

Preguntada varias veces por los sacrificios que implica la austeridad y el riesgo de que haga más pronunciado el declive de la economía, Merkel reconoció la necesidad de generar crecimiento, pero insistió en que se debe 'evitar la acumulación de deudas que imposibiliten la vida de las generaciones futuras'.

Passos Coelho coincidió con el diagnóstico de su invitada y subrayó que Portugal debe cumplir el programa de ajustes asociado al rescate financiero de 78.000 millones de euros que obtuvo el año pasado y de cuyo éxito Merkel se mostró segura. Los dos dirigentes expresaron su consenso ante los próximos consejos europeos sobre cooperación y mercados financieros, y el primer ministro portugués abogó por que se rompa la vinculación entre las deudas estatales y la financiación de las empresas y la banca.

La canciller admitió que las reformas y los ajustes presupuestarios son 'un camino difícil' que muchas personas critican, pero apeló a la responsabilidad de los políticos a la hora de tomar decisiones sin pensar en si tendrá o no la 'mayoría del electorado'. 'Alemania no esta interesada en que haya recesión en otros países, estamos fundamentalmente interesados en que todos los países vayan bien porque también estamos afectados', indicó.

Coelho: 'Sabemos que la situación es difícil y que es más fácil hablar de reformas que llevarlas a cabo'

La canciller se mostró comprensiva con las muestras de protesta que ha generado su visita a Lisboa y afirmó, ante una pregunta de los periodistas: 'son tiempos difíciles y en nuestros países se puede manifestar la opinión'. 'Portugal tiene este programa porque precisaba de un apoyo que negoció con la UE y el FMI (Fondo Monetario Internacional), no es un programa de autoría alemana, es un programa de las instituciones y el FMI', dijo Merkel.

El propio Passos Coelho remarcó que la crisis de Portugal se debe a los errores y el endeudamiento del pasado y agradeció a Alemania el apoyo prestado a Portugal. 'Sabemos que la situación social es difícil y que es más fácil hablar de reformas que llevarlas a cabo', dijo el primer ministro luso antes de añadir que 'somos conscientes de las dificultades, pero creemos que es el único camino'.

La canciller expresó en la rueda de prensa la voluntad alemana de ayudar a Portugal a través de la reunión de empresarios de los dos países que se celebra hoy y de programas de formación profesional para jóvenes en los que comprometió el respaldo alemán. Merkel recordó a los grandes navegantes lusos y dijo que el país también debe ahora mirar fuera. 'Solo si tenemos productos en Portugal y otros países europeos que sean competitivos podremos subsistir', concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad