Público
Público

Merkel pide más unión política y fiscal para salir de la crisis

"Necesitamos más Europa, más más política presupuestaria común y avanzar hacia la unión política", dice la canciller alemana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cumbre de líderes europeos que se celebrará los próximos 28 y 29 de junio se antoja decisiva. De ahí pueden salir decisiones clave para el futuro de Europa y de España. De momento, ya se sabe lo que la canciller alemana, Angela Merkel, espera de esa cita tan decisiva: la hoja de ruta para alcanzar una mayor unión política y fiscal en el seno de la Unión Europea.

'Más Europa' debe ser el tema central de la cita, dijo este jueves Merkel en declaraciones al informativo matinal de la primera cadena de la televisión pública ARD.

'Necesitamos no sólo una unión monetaria, sino también la llamada unión fiscal, es decir más política presupuestaria común', dijo la jefa del gobierno germano.

Asimismo subrayó que mas importante aún es avanzar hacia la unión política, 'lo que quiere decir que paso a paso se deberán ceder mas competncias a Europa y conceder a Europa también posibilidades de control'.

Sin embargo advirtió contra la idea de que en la próxima cumbre de la UE los días 28 y 29 de junio se resuelvan todos los proyectos y comentó que serán necesarias mas de una reunión para avanzar hacia una mayor unión continental.

Preguntada por la postura de su gobierno para resolver la actual crisis de la zona del euro Merkel subrayó que 'la consolidación y el crecimiento son las dos caras de la misma moneda' y defendió que el pacto fiscal se vea complementado por medidas para fomentar el crecimiento y la creación de empleo en los países en crisis.

En cuanto al concepto de la Europa de varias velocidades, la canciller alemana señaló que es un hecho, toda vez que existen acuerdos como el de Schengen al que no se han sumado todos los socios de la UE o el pacto fiscal 'del que se han excluido Gran Bretaña y Dinamarca'.

Pese a todo subrayó que la Unión Europea debe mostrarse 'abierta' para permitir a los socios que en un momento dado no se suman a un acuerdo hacerlo posteriormente, aunque 'sin detenerse' en los avances hacia una mayor unión continental si algún socio es reticente a sumarse a algún nuevo acuerdo.