Público
Público

Micheletti se retira insultando a la OEA

El presidente golpista dice que Insulza es un "vil mentiroso al servicio de Chávez"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Micheletti abandonó ayer la Casa Presidencial de la misma forma en la que llegó el 29 de junio: como un elefante en una cacharrería. Insultando y amenazando. La penúltima víctima fue el secretario general de la OEA. 'Don José Miguel Insulza es un mentiroso, ¡es un vil mentiroso! Sólo está al servicio de Chávez. No tiene respeto por los pueblos pequeños', bramó el presidente golpista ahora retirado temporalmente gracias a las presiones de Washington.

Mucho tendrá que reflexionar Micheletti en sus ejercicios espirituales (anunció que estará 24 horas de retiro cristiano) tras esta nueva andanada, en la que además desnudó su forma de proceder: 'Lo tenemos grabado, absolutamente todo, y si alguna vez pregunta (Insulza) le voy a sacar lo que dijo y lo que ofreció', añadió en su última rueda de prensa.

En silencio electoral y sin Micheletti. Así se despertó ayer Honduras. Y también con el ruido de dos pequeños artefactos que explosionaron en la capital. En esta ocasión fueron la Corte Suprema de Justicia y un canal de televisión, alineado con los golpistas, quienes sufrieron daños mínimos. Y ya van una quincena de acciones parecidas, sin nadie que las reivindique y con unos echándoles las culpas a los otros.

Al menos ya ponen cara a los culpables desde ayer. La Policía detuvo en El Progreso (ciudad costera de donde es natural Micheletti) a dos nicaragüenses, un alemán y un hondureño, que tenían en su posesión un arma que llamó la atención de los agentes: un fusil de mira telescópica, con munición de AK-47. Micheletti se lo adjudicó: 'Hoy me informó la Policía de que iba a haber un atentado contra mí cuando fuera a ejercer el sufragio'.

Y entre gritos y bombas, un duelo epistolar con dos protagonistas: Obama y Zelaya. El presidente derrocado remitió al estadounidense una misiva en la que critica el cambio de posición a favor de las elecciones y de las fuerzas golpistas que las defienden.

Obama se dirigió a Brasil, con otra carta. La traducción del Gobierno brasileño tiene 'cierto sabor a decepción'. La postura de Obama es 'equivocada', según el asesor internacional de Lula, por su posición favorable a legitimar el resultado electoral del próximo domingo.

Más noticias en Política y Sociedad