Público
Público

Los miembros de ABBA lamentan la "trágica" muerte del batería de todos sus discos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Björn Ulvaeus y Benny Andersson, fundadores del grupo ABBA, calificaron hoy de "trágica" la muerte de Ola Brunkert, el batería que acompañó al cuarteto sueco en todos sus discos y cuyo cuerpo apareció este domingo desangrado en su domicilio de Artà (en la isla mediterránea de Mallorca).

Brunkert, nacido en Estocolmo en 1946, tocó también en algunas de las giras del célebre cuarteto integrado entre 1972 y 1982 por Ulvaeus, Andersson, Agnetha Fältskog y Anni-Frid Lyngstad, y que ha vendido más de 360 millones de discos en todo el mundo.

"Es tan triste, fue muy importante para ABBA en sus primeros años. Era amable, humilde y creativo, siempre tenía algo que aportar, y era un buen amigo", declaró hoy Ulvaeus a la edición digital del periódico sueco "Aftonbladet".

Ulvaeus destacó la importancia de Brunkert para el cuarteto en sus primeros años y dijo de él que era uno de los mejores baterías de Suecia.

Fue hace un lustro durante el estreno del musical "Mamma Mia!", basado en composiciones del grupo, que Ulvaeus se encontró por última vez durante un "rato" con Brunkert, a quien reconoció que no veía desde hacía veinte años.

Iniciado en el jazz, Brunkert fue durante las décadas de 1970 y 1980 un cotizado músico de estudio para gran cantidad de bandas suecas, entre ellas ABBA, con la que colaboró desde su primer single, "People need love".

Brunkert y el bajista Rutger Gunnarsson fueron los únicos músicos que tocaron en los nueve discos del grupo sueco, con el que actuó también en sus giras internacionales en 1977, 1979 y 1980.

Según informaron a Efe fuentes de la Guardia Civil española, la investigación mantiene la hipótesis de que se trata de un accidente casero, tras encontrar rota la vidriera que comunica la cocina con el jardín, cerca del lugar donde se halló al cadáver desangrado.

Los investigadores creen que Ola pudo caer sobre la vidriera, que al romperse pudo provocarle el corte en el cuello.

No obstante, la investigación sigue abierta, a la espera de que se le practique la autopsia.

El cadáver, según la Guardia Civil, fue descubierto alrededor de las 20.00 horas GMT del domingo por un vecino y amigo del fallecido que avisó a la policía local de Artà, cuyos agentes comprobaron que Ola ya estaba muerto.