Público
Público

Miguel Delibes recibe el doctorado honoris causa por Salamanca por su compromiso ecologista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor y académico Miguel Delibes, de 87 años, ha recibido hoy en su domicilio de Valladolid el título de doctor honoris causa en Biología por la Universidad de Salamanca (USAL) por su compromiso ecologista.

Debido al delicado estado de salud del Premio Cervantes 1993, la Universidad de Salamanca ha sustituido la solemne investidura en su paraninfo por un sencillo acto casero, sin bullicio y sin el "Veni Creator Spiritus" y el "Halleluja", al que han asistido los familiares más cercanos del escritor, sus colaboradores, su padrino académico y el rector de la USAL, José Ramón Alonso.

El padrino, el profesor de Zoología Miguel Lizana, ha desgranado en su laudatio el compromiso ecologista de su patrocinado por la persistente defensa de la naturaleza a través de su obra, especialmente de los animales y los espacios naturales.

La defensa que Delibes hizo en los años 70 de especies y zonas naturales amenazadas constituye para el promotor de este doctorado "honoris causa" un hecho singular en una época en la que sólo unos pocos alzaron su voz por este motivo.

Entre ellos ha citado a José Antonio Valverde, Ramón Margalef, Félix Rodríguez de la Fuente y el propio Miguel Delibes.

Finalizada la laudatio, el rector ha impuesto al autor de "Diario de un cazador" y de "La tierra herida" el birrete laureado, símbolo del alto magisterio académico.

Acto seguido, el padrino le ha entregado el Libro de la Ciencia y la Sabiduría; el anillo, que simboliza el matrimonio entre el nuevo doctor y el saber, y los guantes blancos, que representan la pureza y la alta categoría del homenajeado.

Un Delibes emocionado por este reconocimiento promovido por una facultad, la de Biología, y un departamento, el de Biología Animal, ajenos a la literatura, ha recordado en su breve agradecimiento la filosofía del discurso que pronunció en su ingreso en la Real Academia Española (RAE), en 1975, que precisamente trató sobre la naturaleza amenazada.

En él, Delibes se refiere a su oposición al sentido moderno del progreso y a las relaciones entre el hombre y la naturaleza y subraya que ese enfrentamiento se había ido haciendo más acre y radical hasta abocar a su novela "Parábola del náufrago".

En esa novela se plasma cómo, según sus palabras, el poder del dinero y la organización termina por convertir en borrego a un hombre sensible, mientras la naturaleza mancillada, "harta de servir de campo de experiencias a la química y la mecánica", se alza contra el hombre en abierta hostilidad.

"Si la aventura del progreso -recalcó al ingresar en la RAE-, tal como hasta el día la hemos entendido, ha de traducirse inexorablemente en un aumento de la violencia y la incomunicación; de la autocracia y la desconfianza; de la injusticia y la prostitución de la Naturaleza; del sentimiento competitivo y del refinamiento de la tortura; de la explotación del hombre por el hombre y la exaltación del dinero, en ese caso, yo, gritaría ahora mismo, con el protagonista de una conocida canción americana: '¡Que paren la Tierra, quiero apearme!'

La candidatura de Miguel Delibes para el máximo reconocimiento académico de la USAL fue aprobada en septiembre de 2007 por el Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca, a propuesta del Departamento de Biología Animal Parasitología, Ecología, Edafología y Química Agrícola, y en noviembre por el claustro.

Este "honoris causa" es el quinto que obra en su poder, después de los otorgados por las universidades de Valladolid (1983), Complutense de Madrid (1987), El Sarre -Alemania- (1990) y Alcalá de Henares -Madrid- (1996).