Público
Público

'Milagritos' no contamina

La Universidad de Zaragoza queda segunda en la Fórmula Zero, una competición de karts movidos por pila de hidrógeno

JUAN MANUEL DAGANZO

Milagritos no consiguió ganar aunque, en este caso, participar era, por una vez, lo más importante. Cuatro karts alimentados con hidrógeno, procedentes de otros tantos países europeos, compitieron ayer en el circuito Motorland de Alcañiz (Zaragoza), en la última prueba de la competición Fórmula Zero 2009. El equipo español, el Unizar-TecH2 que desarrolló el kart Milagritos, ha obtenido el segundo puesto en la clasificación general, por detrás de equipo belga de Zero Emissions.

Durante más de un año, el grupo de desarrollo del equipo UnizarTecH2 formado, entre otros, por el Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Zaragoza, el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) y la Fundación para el Desarrollo de Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón ha estado trabajando en el diseño y fabricación de Milagritos, que utiliza hidrógeno como combustible y que sólo emite vapor de agua.

El Campeonato Fórmula Zero es una competición internacional de karts impulsados por pila de hidrógeno desarrollados por universidades, en el que se busca dar un empujón definitivo a la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías relacionadas con el hidrógeno. De momento, sólo participan cuatro equipos procedentes de Bélgica, Reino Unido, Holanda y España.

En las carreras, celebradas en Londres, Gante, Rotterdam y Zaragoza, se competía en dos pruebas, una de resistencia, en la que los equipos deben correr unos tres kilómetros con una sola botella de hidrógeno, y otra de sprint, con una vuelta rápida.

Seguros y fiables

'Dos universidades más, una estadounidense y otra india, han solicitado participar el año que viene', explica Joaquín Mora, técnico de la Fundación para el Desarrollo de Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón y jefe del equipo UnizarTecH2. Todos los karts deben pasar por varias fases para verificar que el diseño es apto, seguro y fiable, y que la tecnología es la misma: idéntica pila de hidrógeno (una Hidrogenics de 8Kw) y la misma capacidad de almacenamiento en los supercapacitadores. 'Luego, cada equipo tiene sus secretos guardados', añade Mora.

Sin duda, Milagritos, al que también se le conoce como Maño Car, tiene los suyos. El diseño ha sido alabado por expertos del Centro de Investigación Frazer Nash, un histórico fabricante de coches deportivos desde 1920, que destacaron su elaborado diseño.

Los participantes en la competición quieren demostrar que la tecnología del hidrógeno está suficientemente madura. 'El problema son las infraestructuras y que los fabricantes de automóviles son muy inmovilistas', afirma Mora.

La Fórmula Zero pretende hacerse mayor en 2020 con el nacimiento de una Fórmula 1 no contaminante. Según Mora, 'la Federación Internacional de Automovilismo respalda esta competición, ya que está involucrada en un movimiento verde cada vez mayor y preocupada por el elevado despilfarro energético de los actuales monoplazas de F1'.

‘Milagritos’ cuenta con un sistema mecánico convencional (chasis, volante, frenos…) y un sistema eléctrico formado por almacenadores electroquímicos en los que se guarda energía y que son capaces de soltarla en milisegundos.

Además, el kart aragonés tiene un sistema de hidrógeno que genera electricidad de forma autónoma con una pila y un sistema de frenado que convierte el calor en electricidad.

El ‘Maño car’ pesa 273 kilos, su velocidad máxima son 120 kilómetros por hora y su potencia máxima, 32 CV. La potencia de la pila de combustible es de 8Kw.

Más noticias