Público
Público

Miles de trabajadores reclaman una alternativa para que no haya "ni un solo despido"

EFE

Miles de trabajadores han salido hoy a la calle en Valencia para reclamar que no se produzca "ni un solo despido" como alternativa al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la dirección de Ford en la factoría de Almussafes (Valencia) que dejaría sin empleo a 600 personas.

Así lo han informado a EFE los portavoces de CCOO y CGT, Miquel Rosaleny y Francisca Cuesta, respectivamente, quienes han expresado su "gran satisfacción" por el "éxito" en la participación de los trabajadores, de los cuales "por lógica aritmética, muchos son afiliados de UGT", sindicato no convocante y mayoritario en el comité de empresa.

La manifestación ha partido de la Plaza de San Agustín a las 11.30 horas y ha recorrido las calles céntricas de Valencia hasta terminar con la lectura de un manifiesto reivindicativo y sobre el estado de las negociaciones ante el Palau de la Generalitat.

Encabezada por los representantes los sindicatos convocantes (CCOO, CGT y STM), los participantes han portado una pancarta con el lema "Ni un solo despido" y han avanzado con "total normalidad" por todo el recorrido, según Cuesta.

Rosaleny ha recordado las reivindicaciones de la propuesta de los sindicatos minoritarios, que se han distanciado de la de UGT sobre bajas voluntarias, y ha denunciado la "exageración y la precipitación" de "un ERE tan grave", que se pretende aplicar a partir del 31 de diciembre.

"En estos momentos, cuando un ERE temporal está en vigor afectando sólo a 200 personas y hay producción suficiente para hacer 1.500 coches al día, no se entiende cómo quieren sacar a 600 personas", ha señalado.

Además, ha tachado de "precipitado" el ERE porque "está basado en previsiones de 2010 y 2011, fechas que son una eternidad en este sector, como se confirma con el baile de cifras y de planes de la dirección", en alusión a la fabricación del modelo C-MAX.

Por su parte, Cuesta, ha destacado que los sindicatos van a "seguir luchando, negociando" y ha mostrado su voluntad de que la protesta "tenga eco en la sociedad y en las administraciones".

"Las propuestas que nosotros presentamos son factibles", ha asegurado Cuesta, en referencia a la posibilidad de adelantar las jubilaciones parciales a 600 empleados de la factoría que en los próximos dos años cumplirán sesenta años.

En este sentido, ha mostrado su "rechazo total", igual que Rosaleny, a la propuesta de UGT, sindicato mayoritario de Ford, que consiste en que sean los propios empleados los que se presenten voluntarios para completar las 600 extinciones de empleo contempladas en el ERE.

"El número de voluntarios no va a llegar a 600", ha aseverado, y ha explicado que, si esto sucede, la dirección tendrá que realizar despidos hasta alcanzar la cifra del ERE con indemnizaciones de 20 días por año trabajado y un máximo de doce mensualidades.

La representante sindical también ha indicado que "en la fabrica hay un temor real a los despidos, sobre todo en las personas mayores, que es a los que más va a afectar".

Más noticias