Público
Público
Únete a nosotros

Un millar de personas se manifiestan contra la pederastia en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cerca de un millar de personas se han unido a la "Marcha Blanca" convocada por la organización Protégeles y las familias de las menores víctimas de abusos sexuales Patricia Izquierdo, Mari Luz y Sandra Palo en contra de la pederastia, y han pedido que se endurezcan las penas y que se cumplan íntegramente.

Tanto la organización como fuentes policiales han cifrado el número de participantes entre 800 y 1.000, en una manifestación que ha arrancado en la Puerta del Sol de Madrid a las 18:30 horas y ha finalizado en el bulevar del Paseo de Recoletos con el lanzamiento al aire de más de un centenar de globos blancos.

Con una pancarta con el lema "Contra los abusos sexuales pedimos penas y medidas más serias", la cabecera estaba formada por la madre de Patricia Izquierdo, Rosa Navarro; el padre de Mari Luz, Juan José Cortés y la madre de Sandra Palo, María del Mar Bermúdez.

También les han acompañado el defensor del Menor, Arturo Canalda, junto con sus dos antecesores, Javier Urra y Pedro Núñez Morgades, la abogada Victoria Blanco de la Parra, especializada en la defensa de los menores, así como una representante del partido Unión, Progreso Democracia (UPyD).

La directora general del Instituto Madrileño del Menor y la Familia, Paloma Martín, ha acudido en representación de la Comunidad de Madrid, y ha asegurado que "la voluntad de la Presidenta está aquí", pese a encontrarse en Valencia en el congreso de su partido.

Entre los congregados se han escuchado voces como "¡Cadena perpetua, o irá a por nuestros hijos!" o "¡Queremos un listado de pederastas!", y en las pancartas se han podido leer las reformas penales que solicitan y que han recogido en el manifiesto que ha leído una tía de Patricia Izquierdo al final del acto.

Rosa Navarro ha dicho que ha organizado este acto con la intención de que "España se tire a calle" para conseguir que se apliquen unas penas más duras, que se cumplan íntegramente y que no se perdonen por buen comportamiento.

También ha insistido en que lo que se pretende es que estos delincuentes tengan un seguimiento posterior a la condena, puesto que, ha añadido, "estas personas no se rehabilitan, no se curan. No es algo que dejen de hacer por cumplir una condena" .

El ex defensor del Menor Pedro Núñez Morgades se ha referido a la necesidad de que el "foro de debate" que se ha abierto en la sociedad sobre las penas de los pederastas debe profundizarse en el ámbito político, con la aportación del criterio de los profesionales en psiquiatría.

Núñez Morgades también ha señalado que el cambio debe empezar en el campo semántico y ha precisado que el uso de la palabra "enfermos" para identificar a los pederastas "no es del todo acertado".

Más noticias en Política y Sociedad