Público
Público

Mineros abandonan las Cortes de Aragón mientras se debatía futuro del sector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos doscientos mineros que se habían concentrado frente a las Cortes de Aragón mientras se debatía una moción sobre el futuro del sector han abandonado el lugar y lo mismo han podido hacer varios diputados y personal del parlamento que se habían quedado en el interior por consejo de la policía.

Los mineros han dejado el exterior del recinto del Palacio de la Aljafería, sede del parlamento aragonés, pasadas las 22:30 e incluso lo han hecho en un tono amigable con la policía después de forcejear con los agentes que les impedían acercarse a las puertas.

En el interior de las Cortes, una veintena de alcaldes y sindicalistas de las cuencas mineras turolenses invitados al debate por los partidos de la oposición, han forzado por dos veces su interrupción entre insultos y gritos.

Los invitados por la oposición de izquierdas, PSOE, CHA e IU, han llegado al Palacio de la Aljafería arropados por los doscientos mineros que han viajado a Zaragoza desde las cuencas turolenses y han permanecido en todo momento fuera del recinto.

En el momento en que el portavoz popular se disponía a intervenir en el debate, algunos de los invitados han comenzado a increpar a la bancada del PP, lo que ha obligado al presidente del Parlamento, José Ángel Biel, a pedir orden.

Como los gritos y abucheos no han cesado de llegar desde la tribuna de público, Biel ha suspendido la sesión y ha pedido la colaboración de los portavoces de la oposición para que intentaran calmar a los invitados.

Entre los asistentes al debate estaban los responsables de minería de UGT y CCOO, Aurelio Rodrigo y Antonio Herrero; los dirigentes socialistas de Teruel Vicente Guillén o Antonio Arrufat, y alcaldes de algunas localidades mineras como Alcorisa o Alloza.

Los asistentes han accedido a permitir que acabara el debate, pero han vuelto con sus gritos nada más producirse las votaciones, con lo que Biel ha optado por levantar la sesión sin permitir el turno de explicación de voto.

En ese momento, exaltados, los invitados han comenzado a increpar a los diputados populares que iban abandonando el hemiciclo, con gritos alusivos a Bankia o a la intención del PP de dejar morir el sector.

Después, a la salida, los mineros que los esperaban han intentado entrar en los jardines del Palacio de La Aljafería, pero los policías desplegados se lo han impedido.

Finalmente han optado por esperar la salida de los diputados, andando o en vehículo, en las vallas exteriores de los jardines del palacio, donde los mineros seguían apostados aun finalizada la sesión plenaria.

Algunos diputados se quedaron en el interior de las Cortes, a quienes la policía les había aconsejado no salir, junto con personal del parlamento.

Los mineros finalmente se han dispersado pacíficamente no sin antes disculparse algunos de ellos por los forcejeos con los agentes e incluso preguntarles qué autobús debían coger para llegar a determinados puntos de la ciudad.