Público
Público

Los mineros protestan en León y Ponferrada y lanzan huevos a las sedes del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 1.500 personas han participado hoy en las manifestaciones convocadas en León y Ponferrada en defensa del sector del carbón y en las que han lanzado huevos contra diferentes instituciones, entre ellas, las respectivas sedes del PP en la provincia, las más atacadas por los mineros.

La manifestación ha congregado en la capital durante más de dos horas a más de un millar de participantes, entre 1.300 y 1.400 según fuentes de la Policía, cuyo itinerario ha comenzado frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en León y ha concluido ante la Diputación provincial, donde los manifestantes han apoyado a los seis mineros encerrados.

Esta movilización ha vivido los momentos de máxima tensión a su paso por la sede del PP, donde los participantes han lanzado decenas de huevos y petardos contra las instalaciones y el logotipo del partido, frente a una férrea vigilancia de efectivos antidisturbios de la Policía Nacional que ha acompañado todo el recorrido.

La siguiente parada ha tenido lugar a las puertas del Ayuntamiento de León, donde han llamado la atención del alcalde de la ciudad, Emilio Gutiérrez (PP).

Finalmente, con trompetas, pitos y pancartas en las que los mineros y demás participantes en la movilización pedían la defensa de las comarcas mineras, los manifestantes han concluido frente a la Diputación, donde también han lanzado algún petardo y algún que otro huevo en señal de protesta.

Allí, los participantes en esta movilización han aclamado con gritos y aplausos de apoyo a los seis mineros que desde pasadas las diez de la mañana de hoy permanecen encerrados en las dependencias de la institución provincial.

Entre los participantes se encontraba también el secretario del área de Minería de FITAG-UGT de Castilla y León, José Manuel Álvarez Maestro, quien ha señalado en declaraciones a los periodistas que estos mineros encerrados "a lo mejor no son los últimos" en hacerlo y ha afirmado que permanecerán "hasta que se les busque una solución".

Mientras tanto, en Ponferrada, más de medio millar de personas, según fuentes sindicales, en torno a 350, según fuentes de la Policía Nacional, ha participado en esta manifestación en la que mineros, familiares y vecinos de las cuencas se han concentrado frente a la sede de la Junta de Castilla y León en la capital berciana.

Los participantes han recorrido las calles del centro de la localidad hasta la sede de PP ataviados con camisetas en las que podía leerse "¡La minería no se rinde!" o "¿Queréis pan? No, ¿Queréis vino? No. Queremos al Ministro aquí metido", en referencia al pozo de carbón de Santa Cruz (León) y en el que permanecen ocho mineros encerrados desde el pasado día 21 de mayo en señal de protesta.

Precisamente este último mensaje es el que llevaban en su camiseta Ana Belén, Blanca y Ana, mujeres de Primitivo, Alfredo y Segundo, tres de los ocho mineros que permanecen desde el día 21 encerrados en el pozo minero de Santa Cruz del Sil.

Además, los manifestantes han lanzado huevos contra la sede del PP, custodiada por un fuerte dispositivo policial.