Público
Público

La miniserie 'Fago', pendiente del juez

Agentes de la Guardia Civil se han llevado a Jaca, por orden del juez, las cintas de la miniserie 'Fago', una producción de Mundo Ficción que está previsto emita TVE este lunes, a petici&oac

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“Son unos hechos que merecían ser contados como una película de ficción”. Fago tiene previsto su estreno el lunes 10, pero se encuentra en entredicho tras la incautación judicial de las cintas sobre la miniserie, producida por  Mundo Ficción para Televisión Española. Así lo ha decretado el juez Ángel de Pedro Tomás, después de que la familia del alcalde de Fago, Miguel Grima, solicitara que se impida la emisión de este producto televisivo, que narra en tres capítulos las circunstancias que rodearon la muerte del alcalde en el municipio oscense, recreando el crimen, la investigación y la posterior detención del acusado.

El juez decidirá hoy si la serie puede emitirse tras visionar las cintas incautadas y escuchar las opiniones de las partes implicadas: la familia de Miguel Grima, el entorno del presunto asesino, Rafael Mainar, así como los responsables de la productora Mundo Ficción y de Televisión Española.

Ayer, durante la presentación de la miniserie, el productor ejecutivo de Mundo Ficción, Melchor Miralles, defendía la oportunidad de la cinta: “Se trata de un producto de entretenimiento, realizado con rigor extremo, ateniéndonos a los hechos probados del sumario y las noticias publicadas durante estos meses por numerosos medios de comunicación”. “Esto es una película –dijo–, no un juicio, y el director y los actores no son fiscales”.

La Fiscalía se pronuncia

Precisamente, la Fiscalía de Huesca se sumó ayer a la petición hecha por la familia Grima. Antes, Miralles había informado de que el abogado defensor del acusado le dijo “que si el juez le pide su opinión, él le dirá que es partidario de que se emita porque, en caso contrario, sería censura previa y si considera que hay algo que puede perjudicar a su cliente, ya lo dirá, pero después de su emisión y no antes”.

La miniserie está protagonizada por Jordi Rebellón, conocido por su papel en Hospital Central como doctor Vilches, que interpreta a Mateo Ibarra, nombre ficticio que se le ha dado a Miguel Grima. Rebellón aseguró que “se trata de un producto de ficción, y ficción significa ficción: no hay comparaciones con las personas reales del relato, ni críticas hacia sus comportamientos”.

Él y el director, Roberto Bodegas –Matar al Nani y Ramón Sampedro, condenado a vivir–, dijeron haber creado unos personajes a partir del guión de Antonio Onetti y negaron haber “imitado” ni “juzgado” a ninguno de los implicados: “Ni siquiera buscamos un parecido físico”.

Javier Pons, director de TVE, señaló que en la serie “no hay juicios de intención”. “Se dio una completa libertad a los actores de recrear una personalidad distinta en función de sus necesidades y las del director”, dijo.