Público
Público

Un ministro italiano denuncia un "golpe" de élite e izquierda

Reuters

La élite financiera italiana está trabajando con elementos de la oposición de izquierdas para derrocar al Gobierno de Silvio Berlusconi, dijo el domingo un destacado ministro del gabinete.

"Hay élites irresponsables que están preparando un golpe de Estado en toda regla", dijo el ministro de Administraciones Públicas, Renato Brunetta, al diario progubernamental Il Giornale.

Brunetta, conocido por sus puntos de vista directos, no dio nombres, pero dijo que se refería a los "parásitos" que poblaban las finanzas, las publicaciones y la burocracia italiana y estaban usando a la oposición de izquierdas como un "taxi" para intentar hacerse con el poder.

"Ya lo están planeando, este verano hubo reuniones e incluso redactaron una lista de ministros y un programa de gobierno", dijo al periódico, propiedad del hermano de Berlusconi.

Las "élites" tienen como objetivo sustituir a Berlusconi por un gobierno compuesto por expertos técnicos no elegidos cuya auténtica labor sería defender su propia riqueza y poder, dijo Brunetta, cuyos intentos de mejorar la eficacia del sector público le han convertido en uno de los ministros más populares de Berlusconi.

Los líderes del Partido Democrático en la oposición rechazaron los comentarios de Brunetta, calificándolos de "vulgares", "populistas" y "delirantes".

Berlusconi se ha visto afectado por una serie de escándalos sobre su vida privada en los últimos meses, entre ellos acusaciones de que un empresario pagó a mujeres para que durmieran con él. Su esposa anunció en mayo que iba a pedir el divorcio por su afición a las mujeres.

Un sondeo de opinión realizado la semana pasada situó el índice de aprobación del magnate de los medios, de 72 años, en un 47 por ciento, alto en relación a los de otros líderes europeos, pero por debajo del 49 por ciento de julio y del 60 por ciento de hace un año.

Mientras, crecen las especulaciones de que su gobierno de centroderecha, elegido en abril de 2008, puede no agotar la legislatura de cinco años.

Más noticias de Política y Sociedad