Público
Público

Los ministros europeos dan por acabada la crisis del euro

Aseguran en Davos que no habrá más episodios críticos

REUTERS

En los últimos meses, el euro y la deuda soberana de los países miembros han vivido serias crisis, que a punto han estado de arrastrar a países como Portugal o España, y que han puesto en serias dudas la supervivencia de la moneda única. Los ministros de economía y finanzas de la zona del euro y los grandes banqueros se mostraron convencidos en el Foro de Davos de que estos episodios han quedado atrás y no se volverán a repetir con una magnitud tan elevada.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaüble, aseguró: 'Espero que no haya más golpes importantes', y defendió que los estados miembros están aprendiendo lecciones y avanzando hacia la convergencia en sus políticas económicas y sociales. Mientras, su colega francesa, Christine Lagarde, instó a los mercados financieros a no especular con la zona del euro, asegurando, en el mismo sentido, que todos los países están en el camino correcto hacia la consolidación fiscal.

Los grandes banqueros confiaron, por su parte, en que los líderes de la Unión Europea tomarán medidas decisivas en las próximas semanas para apoyar a los estados de la zona del euro con dificultades, e impondrán duros planes de austeridad y reformas estructurales. De momento, en la cumbre europea del próximo viernes se abordará la flexibilización del fondo de rescate, aunque es previsible que la aprobación definitiva se produzca en la reunión que tendrá lugar a principios de marzo.

'Espero que no haya más golpes importantes', dijo
el alemán Schaüble

El presidente ejecutivo de Barclays, Bob Diamond, que habló en representación de los grandes bancos tras su reunión con los ministros económicos de la eurozona aseguró también que la supervivencia del euro ya no estaba en duda. 'Aún vamos a ver algo de volatilidad, pero la gran pregunta sobre la supervivencia del euro no está encima de la mesa', afirmó Diamond.

Predicciones optimistas como las que salieron del Foro de Davos deberían ser muy beneficiosas para la economía española, ya que todavía permanece el temor en los mercados, aunque cada vez es más tenue, de que España tenga que ser rescatada si continúa la incertidumbre de la deuda soberana de los países denominados periféricos.Aun así, para acabar con cualquier atisbo de duda, los líderes de la Unión Europea intentarán en marzo ampliar el fondo de rescate, flexibilizar sus posibilidades de uso, ampliar los periodos de devolución y reducir los tipos de interés para los créditos concedidos a Grecia e Irlanda.

Los banqueros dicen que la supervivencia del euro 'no está encima de la mesa'

Junto a ello, Alemania y Francia exigirán en la negociación que se impongan normas de disciplina fiscal más duras a los países que reciban las ayudas europeas y que se comprometan a aplicar reformas estructurales concretas.

Entre las propuestas, el presidente del banco central alemán, Axel Weber, y principal candidato a suceder a Jean-Claude Trichet en el BCE, habría planteado extender los créditos a Grecia e Irlanda hasta los 30 años, desde el máximo de siete años establecido ahora.

Mientras, el ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne, recomendó en el Foro a la UE realizar 'un esfuerzo más' para impulsar la liberalización de su mercado interno y hacer que Europa sea un lugar más competitivo para hacer negocios.

Más noticias