Público
Público

El moderno Teatro Circo Price cumple un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mes de marzo del pasado año fue el escogido por los hados para que "el más difícil todavía" volviera al Teatro Circo Price, un escenario emblemático de Madrid con una larga historia y que vive ahora con optimismo su primer aniversario.

Si el espectáculo "Charivari" supuso en 2007 el estreno de una más que renovada pista del Price, "Rocinante... en un lugar de la magia" será desde el próximo 12 de marzo al 27 de abril la prueba de que "corren buenos aires para el circo en todo el mundo", según afirmó esta semana la delegada de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Alicia Moreno.

Cerca de 200.000 personas y 300 espectáculos han pasado por el renovado Price en su primer año de vida, por lo que Moreno ha reconocido que desde la inquietud de los primeros momentos se ha pasado a tener la confianza de que "el circo ha prendido en el corazón del público".

El primer Circo Price tomó el nombre de Thomas Price, un caballista y acróbata irlandés que montaría el primer circo con su nombre en 1855 en el Paseo de Recoletos, según explica Raúl Eguizábal en su libro "Historias del Circo Price y otros circos de Madrid", fruto de años de investigación y de recopilación de fotografías.

Y desde aquél "barracón mísero de lonas y tablas", según las crónicas de entonces, se llegó, en la noche del 5 de diciembre de 1880, a la inauguración del circo Price en la Plaza del Rey, lugar que ocupa ahora el Ministerio de Cultura y antes una entidad bancaria.

Aquella noche el programa de actuaciones incluía la fuerza de la señora Gautier, los malabares de los artistas egipcios Salmars o el doble trapecio de las Hermanas Guillio. Aunque si hablamos de trapecistas, la inigualable Pinito de Oro ha sido la gran diva. Desde 1943 hasta 1970, esta canaria arriesgó su vida sin red en noches memorables.

Y curiosas fueron en los años sesenta las "matinées" del Price, cuando las entradas costaban entre 10 y 20 pesetas, de locutor radiofónico ejercía un joven Ángel Nieto, y por la pista actuaban grupos musicales de los que saldrían Miguel Ríos, Juan Pardo y Junior y Albert Hammond.

Y llegamos al moderno Teatro Circo Price, cuando treinta y siete años después de su cierre, abre sus puertas en el mes de marzo de 2007 para volver a ocupar un lugar preferente en la vida cultural española, lejos de ser "el hermano pobre de las artes escénicas", como aseguraron en su presentación los actuales responsables, Tato Cabal y Joan Montanyes.

El nuevo Price goza de una moderna y estable sede desde hace un año en la madrileña Ronda de Atocha tras una inversión de 25 millones de euros que convirtieron una antigua fábrica de galletas en un circo del siglo veintiuno.