Público
Público

Montoro afirma que la última subida de impuestos era "necesaria, urgente y extraordinaria"

El ministro de Hacienda ha defendido el último decreto de medidas tributarias que grava más al alcohol, al tabaco y al aire acondicionado y elimina deducciones a las empresas. También ha insistido en la importancia de su reforma d

EFE/EUROPA PRESS

"Necesario, urgente y extraordinario" son los adjetivos con los que el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha calificado el último decreto de medidas tributarias, que incluye subidas en impuestos especiales y la eliminación de deducciones a las empresas.

Durante el debate de convalidación del Real Decreto-Ley de medidas urgentes de naturaleza tributaria, presupuestaria y de fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación, Montoro ha asegurado que se trata del siguiente paso que hacía falta tras el esfuerzo fiscal realizado en 2012, un esfuerzo que era "inapelable", ya que la situación de desequilibrio de las cuentas públicas hacía necesaria una "actuación muy decidida", toda vez que la economía se encontraba en plena recesión.

Ahora, el ministro de Hacienda ha insistido en que España "va a continuar estando en recesión hasta prácticamente el segundo trimestre de 2013", por lo que ha justificado este último esfuerzo fiscal. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, adelantó el pasado lunes que la recesión había quedado atrás y que el nuevo reto del Gobierno era trabajar para mantener los síntomas positivos.

Dicho esto, el titular de hacienda ha recordado algunas de las novedades que se incluyen en este Real Decreto-Ley, entre ellas la eliminación de deducciones en el Impuesto de Sociedades, la subida de los impuestos especiales relativos al consumo de alcohol (+10%) y tabaco.

Asimismo, ha puesto especial énfasis en la modificación de la Ley de Subvenciones, para que las administraciones públicas que incumplan normativas europeas asuman las sanciones que de ello se deriven, en lugar de hacerlo el Estado.

Del mismo modo ha defendido , durante el debate de totalidad de la ley de emprendedores y su internacionalización, la necesidad de avanzar en un entorno estable que promueva la cultura empresarial y el desarrollo de proyectos generadores de empleo.

El ministro ha incidido, otra vez, en que los emprendedores son uno de los principales motores para dinamizar la economía y la fuente "más palpable" de creación de empleo, por lo que necesitan mejorar su entono laboral, fiscal y financiero, que es lo que pretende la nueva ley.

Así, ha abogado por promover la cultura emprendedora en las etapas formativas, por agilizar y reducir los trámites para iniciar la actividad, por establecer medidas fiscales de apoyo a la liquidez, a la I+D y a financiación de las pymes.

Además, se ha mostrado favorable a que se eliminen cargas y a que se reduzcan los obstáculos para acceder a la contratación pública.

Durante su intervención, Montoro ha enumerado las medidas incluidas en este proyecto de ley, así como su impacto económico.

Entre ellas, ha destacado el nuevo régimen de IVA con criterio de caja que se aplicará a partir del 1 de enero de 2014 para las pymes con una facturación inferior a 2 millones de euros.

De esta medida podrán beneficiarse 1,3 millones de personas físicas y más de un millón de pymes a las que no se les exigirá el pago del IVA repercutido en las ventas hasta que cobren las facturas, lo que supondrá que Hacienda deje de ingresar en 2014 983 millones, que se recuperarán en 2015.

Montoro ha destacado la importancia de los denominados "business angel" (inversor de proximidad), un sistema capital-riesgo en el que el inversor es un particular que participa temporalmente en empresas nuevas y aporta sólo capital (capital semilla) o capital financiero acompañado de conocimientos empresariales.

Asimismo, ha analizado la figura del emprendedor de responsabilidad limitada, por la que los autónomos no tendrán que responder con su vivienda habitual -si ésta no supera los 300.000 euros- de las deudas derivadas de su actividad empresarial, por las deudas empresariales.

También ha comentado el mecanismo de "la segunda oportunidad" que permitirá a los empresarios con deudas que no superen los cinco millones de euros acudir a una vía extrajudicial de negociación en vez de al concurso de acreedores.

Más noticias de Política y Sociedad