Público
Público

Montoro: "El modelo se diseñó para garantizar la continuidad del tripartito en Catalunya"

Elena Salgado, que ha comparecido a petición propia en el Congreso, asegura que el nuevo sistema reforzará el estado del bienestar

PUBLICO.ES / AGENCIAS

Visiones contrapuestas en el Congreso a propósito del nuevo modelo de financiación autonómica. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha anunciado que la reforma legal para poner en marcha el nuevo sistema se tramitará en el Congreso "en las próximas semanas", una vez que lo apruebe el Consejo de Ministros.

La vicepresidenta ha comparecido, a petición propia, para explicar los contenidos del acuerdo de financiación autonómica alcanzado el pasado 15 de julio en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde las comunidades gobernadas por el PP se abstuvieron.

Se ha referido así a recursos adicionales para reforzar el estado de bienestar que se distribuirán con criterios "transparentes" y que ascenderán a algo más de 11.000 millones de euros, si bien hoy no ha ofrecido cifras. Ha insistido en que la reforma incluye todas las variables de población que puedan ser relevantes, como la población sanitaria protegida u otras variables no poblacionales, como la superficie, la dispersión, la insularidad o la densidad.

El nuevo sistema prevé la cesión de la recaudación del 50% del IRPF y del IVA, así como del 58% de los impuestos especiales. Incorpora también tres fondos: el de suficiencia global, que tiene como objeto garantizar la financiación de las competencias; el de competitividad, para reforzar la equidad, y el de cooperación para facilitar la convergencia interregional.

Muy distinta es la visión que tienen los conservadores sobre el nuevo modelo. Según Cristóbal Montoro, portavoz de Economía del PP, en el futuro será necesario reparar el daño causado por el nuevo modelo, que nació "viciado" y es "inoportuno y partidista", porque se diseñó "para facilitar la continuidad del tripartito en Catalunya".

Según Montoro, el Gobierno no ha tenido ninguna voluntad de negociar la vertebración de la hacienda pública española con el PP y "se ha ido directamente a la puerta" de las comunidades autónomas."No ha hecho un sistema de financiación general para todos los españoles, sino para facilitar la continuidad del tripartito de Cataluña (...), que es lo único que en términos políticos interesa al Gobierno socialista de Zapatero", ha enfatizado el portavoz del PP.


La vicepresidenta ha indicado que a finales del mes pasado comunicó a las comunidades autónomas las entregas a cuenta del sistema de financiación que les corresponden para 2010 y ha reconocido que la crisis "se ha trasladado inevitablemente a las finanzas públicas".

Así, el conjunto de las administraciones públicas disponen de recursos sensiblemente inferiores a los años precedentes, por lo que las entregas a cuenta para 2010 "se ven afectadas por la pérdida de recursos tributarios".

Salgado ha precisado que la pérdida de estos recursos se ha producido desde 2008, aunque su efecto no se traslada a las comunidades hasta 2010, por lo que esa pérdida de ingresos la está asumiendo en estos momentos el Estado.

Ante la posibilidad de que las comunidades autónomas tuvieran que hacer liquidaciones negativas con el Estado, el nuevo acuerdo de financiación, según Salgado, aporta dos claras mejoras: la posibilidad de anticipar recursos adicionales para 2010 o aplazar el reintegro de esos resultados negativos.

Más noticias de Política y Sociedad