Público
Público

Montoro no logra recaudar lo que había previsto pese a la subida de impuestos

El ministro de Hacienda asegura que no habrá más subidas de los tributos en 2014 y fía el aumento de los ingresos en el Presupuesto de 2014 al crecimiento del PIB.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La subida del IRPF y, sobre todo, la del IVA hace ahora un año apenas han podido sostener la recaudación fiscal en un contexto de profunda recesión. Así, los ingresos del Estado no van a lograr alcanzar este año las previsiones presupuestadas por el Ministerio de Economía y Hacienda.

De acuerdo con la información adelantada este viernes por el Gobierno, el Estado ingresará este año por impuestos 2.340 millones de euros menos de lo estimado en los Presupuestos de 2013, debido fundamentalmente a la menor recaudación por IRPF e IVA. En concreto, los ingresos tributarios sumarán este año 175.520 millones de euros, frente a los 177.860 millones estimados.

La caída de los salarios y el mayor desempleo han provocado que los ingresos por el Impuesto sobre la Renta se quede 2.233 millones por debajo de lo calculado (alcanzarán los 71.982 millones de euros este año, frente a los 74.215 millones estimados inicialmente); el desplome del consumo y la atonía de la inversión privada, por su parte, han castigado a la recaudación del IVA, que, pese al fuerte aumento que entró en vigor en septiembre de 2012 (y que ha tenido efecto básicamente a lo largo del presente año) se queda 1.260 millones por debajo de lo presupuestado (serán 53.397 millones, frente a los 54.657 millones presupuestados).

Pese a estos pobres resultados, Hacienda, de acuerdo con la información de los Presupuestos para 2014 adelantada este viernes, espera que la recaudación crezca: un 1,1% sobre la estimación inicial de 2013, o de un 2,4% sobre la previsión de cierre de recaudación. En total 179.750 millones (si se descuentan los impuestos cedidos a autonomía y ayuntamiento, los ingresos ascenderán a 128.159 millones).

Son, en ambos casos, tasas de crecimiento que superan la previsión de crecimiento del PIB, del 0,7%,  y del consumo privado, de apenas el 0,2%. En la rueda de prensa, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha fiado el aumento de los ingresos al crecimiento de la economía. Según dijo, 'si hay más crecimiento, hay más bases imponibles' (esto es, según su argumento, las cantidades sobre las que se aplicarán los impuestos serán más en número o tendrán un volumen mayor gracias al crecimiento del PIB).ç

El titular de Hacienda,  afirmó que se trata de una estimación 'realista', con una previsión 'moderada' de ingresos. 'Tendremos más ingresos totales, pero poco más, lo que evita cualquier tentación de gastar más, que no cabe si queremos potenciar el crecimiento', subrayó. En todo caso, Montoro insistió repetidamente en que en 2014 no habrá nueva subidas de impuestos y reiteró que, más bien al contrario, habrá rebajas selectivas de algunos tributos, como ya se ha aprobado para las pymes o los autónomos.

Respecto a los gastos del Presupuesto para 2014, Montoro apenas adelantó más datos respecto a la información de julio, cuando se aprobó el techo de gasto. El gasto en pensiones crecerá más del 4%, el pago de los intereses de la deuda se reduce un 5,2% gracias a la moderación de la prima de riesgo (los gastos financieros serán de 36.590 millones, esto es unos 2.000 millones menos de lo presupuestado), y el gasto en desempleo seguirá aumentando. Según el ministro, los presupuestos son 'rigurosos, austeros y comprometidos con la reducción del déficit público', y con un 'marcado acento social'.

Más noticias en Política y Sociedad