Público
Público

Muere un comerciante de Barcelona en un atraco y la policía detiene al asesino

EFE

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido esta madrugada al presunto asesino de un comerciante de Barcelona de origen paquistaní que anoche falleció tras recibir un disparo en la cabeza en el transcurso de un atraco.

Según ha indicado a Efe un portavoz de la Guardia Urbana, el suceso tuvo lugar poco antes de las diez de la noche en un comercio situado en el número 16 de la calle Sant Pere Més Alt de Barcelona, muy cerca del Palau de la Música, cuando un individuo exigió a punta de pistola el dinero recaudado al hijo del propietario de este establecimiento, que es de origen paquistaní.

Instantes después, el atracador disparó en la cabeza al comerciante cuando, al parecer, éste intentó detenerle, y acto seguido se dio a la fuga.

Según testigos presenciales que se encontraban en el comercio cuando se produjeron los hechos, la víctima falleció en el acto, pero la descripción que pudieron hacer del atracador a los Mossos d'Esquadra ha sido determinante para la posterior detención.

Dos horas después de que tuviera lugar el suceso una patrulla de la Guardia Urbana localizó un vehículo sospecho en la plaza de las Drassanes y, según el mismo portavoz de este cuerpo policial, procedió a identificar a su conductor, visiblemente nervioso y que explicó a los agentes que tenía "problemas personales".

Puesto que el conductor del vehículo, de nacionalidad italiana, coincidía plenamente con la descripción del autor del atraco, los agentes de la Guardia Urbana procedieron a su detención.

En el consiguiente registro del coche, los policías encontraron una pistola automática que podría ser el arma utilizada en el crimen, aunque esta circunstancia aún está siendo investigada.

Más noticias de Política y Sociedad