Público
Público

Muere Szeto Wah, histórico político y activista por la democracia en China

EFE

El político hongkonés Szeto Wah, un incansable luchador por la democracia en la ex colonia británica y en China, murió el 2 de enero a los 79 años debido a un cáncer de pulmón, informó hoy la prensa de Hong Kong.

El "tío Wah", como se le conocía en el territorio, fue líder sindical, legislador, uno de los autores de la Ley Básica (la "Constitución" del territorio tras su retorno a China en 1997) y cofundador del Partido Democrático.

Además, durante 21 años presidió la Alianza de Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos en China, formado tras la matanza en Tiananmen para pedir el fin del régimen de partido único en el gigante asiático.

Szeto nació en 1931, el año en que Japón invadió China, y a los 10 años él y su familia, de origen humilde, huyeron de la ciudad de Kaiping (en la provincia de Cantón, bombardeada en aquel entonces por el ejército nipón) para refugiarse en la vecina Hong Kong, donde se instalaron permanentemente.

Tras graduarse en la entonces colonia británica, Szeto comenzó a ejercer como profesor en 1952, coincidiendo con la época en la que en China acababa de fundarse la República Popular China, un régimen comunista con el que el profesor inicialmente simpatizó, formando parte de grupos políticos estudiantiles de izquierda.

En 1973, lideró la primera huelga de profesores en la ex colonia, en protesta por la decisión gubernamental de reducir un 15 por ciento los salarios de los maestros.

Un año después fundó el Sindicato de Profesores Profesionales, que se convirtió pronto en uno de los más influyentes en Hong Kong, y lo presidió hasta 1990.

En 1985 fue elegido diputado representante del sector educativo, y se le designó junto a Martin Lee para redactar la Ley Básica.

También fue un abanderado de los lazos con China y en 1982 encabezó protestas en la ex colonia pidiendo a Japón que cambiara sus libros de texto sobre Historia, en los que ocultaba los crímenes de guerra contra los chinos en los años 30 y 40.

Asimismo, en 1978 lideró propuestas para que el idioma chino fuera enseñado en las escuelas hongkonesas de secundaria, dominadas hasta entonces por el cantonés y el inglés.

Szeto siempre destacó que ser amante de China y de la democratización de ese país eran dos cosas perfectamente compatibles.

Tras serle diagnosticado el cáncer, en noviembre de 2009, Szeto continuó sus actividades en la medida de lo posible, y hace apenas dos fue reelegido por vigésima primera vez presidente de la mencionada alianza de apoyo a la democracia en China.

También continuó escribiendo artículos de opinión en uno de los diarios más importantes de Hong Kong, el "Ming Pao", aunque el pasado noviembre dejó de hacerlo.

El diario cuenta que cuando el presidente del Partido Democrático que él fundó, Albert Ho, lo visitó en el hospital en diciembre, Szeto lamentó entre lágrimas el hecho de que China no hubiera logrado una auténtica democracia, cien años después de que el país llevara a cabo la revolución que acabó con el régimen imperial.

Más noticias de Política y Sociedad