Público
Público

Mueren en una colisión una pareja de novios y dos parientes que iban a un entierro

EFE

Cuatro personas han muerto y otras tres han quedado heridas, dos de ellas muy graves, al colisionar anoche en la carretera N-420 en Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) un coche en el que viajaban una pareja de novios y un amigo con otro vehículo en el que iban cuatro parientes que acudían a un entierro.

Según han informado a EFE fuentes de la Subdelegación del Gobierno, de la Guardia Civil y de los servicios sanitarios castellanomanchegos, el coche que recibió lateralmente el impacto, un Renault 21, lo conducía J.M.P.R., de 58 años y residente en Mallorca, quien murió en el Hospital General de Ciudad Real poco después de ingresar en el quirófano.

Llevaba al funeral de su madre a dos hijas suyas, que están heridas, una de ellas, de 19 años, muy grave en la UCI del mismo centro hospitalario, y la otra, de 36 años, evoluciona favorablemente de una intervención quirúrgica en un fémur y un tobillo fracturados.

Les acompañaba el marido de la hermana mayor y yerno del conductor, un hombre de 40 años domiciliado en Parla que murió en el acto.

El otro coche, un Daewoo Lanos que circulaba por el carril contrario, presuntamente iba a velocidad inadecuada al entrar en la curva en la que sucedió la colisión, según las primeras investigaciones de la Guardia Civil.

Era conducido por un joven de Toledo de 29 años, L.M.M.R., quien falleció en el acto al igual que otra chica ocupante del vehículo.

Esta mujer joven aún no ha sido identificada, pero según un familiar de su acompañante fallecido, era novia de éste.

La tercera persona que iba en este turismo era un amigo de ellos, de 37 años, vecino de Ciudad Real y cuyas iniciales son P.A.F.Z., quien fue trasladado en un helicóptero al hospital Clínico de Madrid con un severo traumatismo torácico y abdominal.

Más noticias de Política y Sociedad