Público
Público

Una muestra de vestuario teatral en Cuba recorre un siglo de clásico español

EFE

Una exposición del vestuario concebido en los últimos cien años para la representación de piezas teatrales de Pedro Calderón de la Barca, el autor más universal del Siglo de Oro español, fue inaugurada hoy en La Habana como parte del programa del XX Festival La Huella de España.

La directora del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso, quien preside el Festival, asistió a la apertura de la muestra Cien años vistiendo a Calderón, organizada especialmente para estos actos culturales en La Habana, donde permanecerá instalada hasta el 1 de julio en el edificio del Oratorio de San Felipe Neri.

Un total de 40 trajes y 10 figurines de las décadas de 1940, 1950, 1960, 1970 hasta el 2000 descubren la interpretación de un clásico como Calderón a través del vestuario utilizado en obras como "La vida es sueño", "La cena del rey Baltasar", "El laurel de Apolo", "El alcalde de Zalamea" y "La dama duende", entre otras obras del teatro clásico español.

El director del Museo Nacional del Teatro de España y comisario de la exposición, Andrés Peláez, explicó a Efe que "es una combinación estupenda" del proyecto que también integra la puesta en escena del auto sacramental "La divina Filotea", que será estrenada en el Festival La huella de España el próximo fin de semana.

Peláez indicó que la muestra incluye diseños de "La cena del rey Baltasar" realizados por Víctor María Cortezo (1940), la primera producción teatral española que viajó a La Habana después de la guerra civil española, y que debutó en la isla dentro una gira por Iberoamérica.

Entre los trajes de esa obra figuran los que utilizaron los actores Francisco Rabal y María Asunción Balaguer para representar los personajes de Baltasar y La Idolatría en 1953.

Peláez señaló que eligió la indumentaria teatral como vía para dar una visión de Calderón "en un idioma universal", de más fácil entendimiento para el público en general que otras expresiones documentales, que resultan más elitistas.

Diseños para los personajes de el Rey Felipe y la Reina María de Austria en la escenificación de "El laurel de Apolo" realizados por Emilio Burgos, los de Begoña del Valle para personaje de Estrella en "La vida es sueño", y los utilizados por la actriz Ana Belén para el personaje de Semiramis en "La hija del aire", en un montaje de 1981, integran la exposición.

Más noticias de Política y Sociedad