Público
Público

Muqtada al Sadr insta a resolver el conflicto de Basora mediante el dialogo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El clérigo radical chií iraquí Muqtada al Sadr, líder de la milicia "Ejército del Mahdi", instó hoy a resolver por medios pacíficos el conflicto que desde anoche vive la ciudad de Basora, 580 kilómetros al sur de Bagdad.

Al menos 18 personas han muerto desde anoche en la ciudad en duros enfrentamientos entre tropas iraquíes y los milicianos chiíes, informaron hoy fuentes médicas de Basora.

El clérigo hizo el llamamiento en un comunicado leído por uno de sus ayudantes, el jeque Hazem al Aarachi, en una rueda de prensa realizada en la ciudad santa chií de Nayaf, unos 160 kilómetros al sur de Bagdad.

"Muqtada al Sadr pide solucionar el conflicto mediante el dialogo y de manera pacífica, y con la intervención de diputados y políticos", remarcó Aarachi.

En ese contexto, subrayó que el líder chií "rechaza el derramamiento de sangre iraquí, por lo que sigue la evolución de los sucesos (en Basora)".

Asimismo, en la nota, Sadr responsabiliza al Gobierno iraquí de de las consecuencias de la "bárbara campaña que sufre Basora y otras zonas del país".

Dijo que "tras las violaciones que han perpetrado las fuerzas de ocupación (de la coalición encabezada por EEUU) desde que entraron en nuestro país, el Gobierno ha llegado a rebasar el escenario de sangre y marginación".

Según él, en Irak se han cometido "violaciones a la dignidad de las personas y torturas en las cárceles, con el pretexto de aplicar la ley a todo aquel que se opone a la ocupación".

Además, Sadr exhortó a los dirigentes políticos, a los dignatarios religiosos y civiles, y al Parlamento de Irak a intervenir ante el Gobierno para que "cese la política de marginación y regrese al pueblo".

Por otro lado, alentó a continuar con los llamamientos a la desobediencia civil en todas las ciudades iraquíes, como un primer paso para hacer que las autoridades respondan a sus peticiones.

Los milicianos leales al clérigo comenzaron ayer una campaña de desobediencia civil para protestar contra el Gobierno del primer ministro, Nuri al Maliki, al que instaron a responder a sus demandas por lo que consideran "maltrato" a su milicia.

El estallido de la violencia durante la pasada noche coincidió con una visita a la ciudad de Maliki para evaluar la situación de la seguridad en esta rica ciudad, que exporta el 90 por ciento del petróleo que se produce en el país.

Se desconocen los motivos que originaron los combates, aunque, según altos cargos policiales citados por la televisión iraquí, éstos comenzaron después de que Maliki ordenase a sus fuerzas "limpiar" la ciudad de elementos criminales y fuera de la ley.