Público
Público

El nadador australiano Hackett anuncia su retirada

Reuters

El australiano Grant Hackett anunció el lunes su retirada, poniendo fin a una carrera que le ha convertido en uno de los nadadores de larga distancia más laureados del mundo.

El deportista de 28 años dijo que colgaba las gafas de nadar para dedicarse a otros intereses fuera de la piscina, porque su cuerpo ya no puede seguir el ritmo constante de entrenamiento.

"Nadar ha sido fantástico, pero tienes que saber cuándo has terminado", dijo en la ceremonia de premios al nadador australiano del año.

Su decisión llega dos meses después de terminar segundo en la final de los 1.500 metros libres de los Juegos Olímpicos de Pekín, trás del tunecino Oussama Mellouli y fallando por poco en su intento de convertirse en el primer nadador masculino en ganar la misma prueba individual en tres ediciones de los Juegos.

incluyendo tres de oro - y otras 18 medallas de cinco campeonatos del mundo, entre las que hay 10 de oro. También ha establecido récords del mundo de 200, 800 y 1.500 metros libres, de los cuales los dos últimos siguen vigentes.

En Australia, la natación de larga distancia está considerada una marca de honor, y Hackett se ha convertido en un icono nacional.

Su dominio de los 1.500 tomó proporciones épicas cuando Estados Unidos llegó a ofrecer un millón de dólares a cualquier estadounidense que pudiera vencerle y arrebatarle su récord del mundo.

Pero justo cuando parecía imparable, el esfuerzo del entrenamiento constante empezó a cobrarse su precio. Los problemas de salud empezaron a afectar a su carrera en 2005, y se perdió los Juegos de la Commonwealth de Melbourne en 2006.

Tras aprovechar su tiempo lejos de las piscinas para sacarse un título universitario en derecho y empresas y casarse con la cantante australiana Candice Alley, llegó a los campeonatos del mundo de 2007 de Melbourne en la peor forma de su carrera y termino séptimo en los 1.500.

Pero cuando parecía que sus mejores años habían terminado, consiguió el segundo tiempo más rápido de la historia en la final del Cubo de Agua de Pekín.

Entonces descartó la posibilidad de ir a los Juegos de Londres de 2012, y después empezó a trabajar como presentador en un programa de la televisión australiana, por lo que la noticia sobre su retirada no ha sido una gran sorpresa.

"Después de un tiempo, la pasión para hacer esto (nadar) se rebaja un poco, y otras pasiones empiezan a superarlas", dijo.

Más noticias de Política y Sociedad