Público
Público

Unos nenúfares de Monet fijan el nuevo récord del artista en 51,6 millones de euros

EFE

Un lienzo de la famosa serie dedicada por Claude Monet a sus adorados nenúfares se convirtió hoy en la obra más cara del impresionista vendida en una subasta al adjudicarse por 40,9 millones de libras (51,6 millones de euros) en una puja en Londres.

El nuevo récord mundial de Monet (1840-1926) lo ostenta "Le bassin aux nymphéas", un lienzo de un metro por dos pintado por el artista en 1919, hacia el final de su carrera, en Giverny.

Fue en aquella población normanda donde el pintor alquiló una casa en 1883, en la que permaneció durante 43 años, hasta su muerte, y donde hizo plantar en el estanque del jardín los nenúfares que después se repetirían de forma constante en sus telas en los últimos años de su carrera.

A lo largo de su vida, Monet reflejó esas flores en numerosas obras, aunque en cuadros de menor tamaño, antes de embarcarse en 1914 en una serie sobre ese tema en lienzos de mayores dimensiones.

Esas pinturas darían paso a sus "Grandes Decorations", los celebrados paneles decorativos que ahora se exhiben en el Museo de la Orangerie en París y que Monet ofreció a Francia tras el armisticio de la Primera Guerra Mundial, en 1918, cuando aún no las había terminado.

La obra ahora subastada es una de las cuatro que el artista firmó y fechó en 1919.

De las otras tres que componen la serie, una forma parte de la colección del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, otra fue vendida en 1992 por la entonces nada desdeñable cifra de 12,1 millones de dólares y la tercera fue tristemente partida en dos.

El hecho de que "Le bassin aux nymphéas" sea, según la casa Christie's, el trabajo más significo dedicado a esas flores que se ha ofrecido nunca antes en una subasta en Europa, pudo contribuir a que la obra superara cómodamente el precio estimado por la casa de subastas, que oscilaba entre 18 y 24 millones de libras (23-30 millones de euros).

Al adjudicarse por 51,6 millones de euros, el lienzo pulverizó así la anterior marca del artista establecida en mayo pasado por "Le Pont sur le chemin de fer d'Argenteuil", que se vendió en Nueva York por 37 millones de dólares.

La obra de Monet fue la joya de una subasta de arte impresionista y moderno en la que se logró la cifra total de ventas más alta alcanzada hasta la fecha en una subasta celebrada en Europa, que fue de 144,4 millones de libras (182,4 millones de euros), confirmó a Efe un portavoz de la casa Christie's.

La puja dejó otros récords mundiales. "Machine à coudre électro-sexuelle" se convirtió en la obra más cara vendida en subasta del español Óscar Domínguez (1906-1957) al adjudicarse por 1,49 millones de libras (1,89 millones de euros), el doble del precio estimado por la firma.

En la subasta también se batió se récord mundial del artista británico Henry Moore (1898-1986), cuya escultura "Draped Reclining Woman" se adjudicó por 4,29 millones de libras (5,42 millones de euros).

"Les fleurs" se convirtió en la obra más cara en subasta de la rusa Natalia Goncharova (1881-1962), al venderse por 5,5 millones de libras (6,98 millones de euros).

Más noticias de Política y Sociedad