Estás leyendo: "No me siento una artista"

Público
Público

"No me siento una artista"

Charlotte Gainsbourg. Actriz. Premiada por su interpretación en 'Anticristo', de Lars von Trier

S.B.

Era una de las especulaciones predilectas: que la presidenta del jurado Isabelle Huppert actriz siempre extrema, recuerden La pianista sintiera debilidad por la interpretación límite de Charlotte Gainsbourg en Anticristo, de Lars von Trier, la película más polémica del festival. Y así fue. La hija de Jane Birkin y Serge Gainsbourg recogió ayer la Palma de Oro a la mejor interpretación femenina por un personaje que pasa por todos los trances imaginables: la pérdida de un hijo, el pánico, la locura, la ablación de sus genitales y hasta un estrangulamiento.

¿Cómo fue el primer contacto con Lars von Trier?

No conocía a Lars antes de esta película. Pero me gustaba mucho su cine, así que tenía ganas de trabajar con él. Al principio no me eligió, tuve que convencerle. Leí el guión y me emocionó, aunque también me asustó. Decidí ir a Dinamarca a reunirme con él. Estaba silencioso, temblaba mucho. Y yo me sentía tan normal frente a él... Pensé que aquello no iba a funcionar. Sin embargo, un mes después me llamó. No sé por qué me eligió, y nunca me atreví a preguntarle. Desde el principio sentí que Lars sería una persona difícil de satisfacer, pero eso me gusta.

Von Trier dijo, bromeando: "Fue culpa de Charlotte, ella era la que quería llegar tan lejos".

[Ríe] Estaba deseando llegar tan lejos como él quisiera. Él es el artista y yo el material. Yo no siento que sea una artista. Estaba muy abierta y me puse a mí misma en una posición vulnerable. Tenía su confianza, sabía que podía confiar en él. Intenté dejarme ir tanto como pudiera, sabiendo que él estaba allí para agarrarme. No hubo brutalidad en su manera de mirarme y estuvo conmigo.

¿Cómo se repuso de un rodaje tan intenso?

Fue bastante fácil, aunque me alivió que todo parara. Fue una especie de pérdida, porque sabía que no es tan común que te llegue un guión así, encontrar a alguien que te pida llegar tan lejos y de una forma tan exagerada. Aunque doloroso, fue como tener la autorización para ser salvaje.

¿Puede entender las críticas por misoginia?

No. Lars pone a las mujeres en situaciones de drama y sufrimiento, pero al mismo tiempo las coloca en un pedestal. Sus mujeres emanan una fuerza enorme. Les da tanto poder que no me importa si es amable o no. Es su visión. Es muy interesante poner a un hombre frente a una mujer en una situación extrema. Pero he de decir que tuve la sensación de que estaba interpretándolo a él, que él era la mujer.

Él aseguró que Anticristo nació de una depresión, ¿hablaron de ello?

No. Antes de empezar a rodar, estaba muy nerviosa e insegura sobre los ataques de pánico que tenía que interpretar. No sabía cómo hacerlo, si debía temblar o no. Lars me habló de sus miedos y me enseñó el camino. Tuve la sensación de que hice algún tipo de conexión con él.

¿Hay algo de masoquismo en su interpretación?

No disfruté con el sufrimiento, pero sí con gritar, llorar... El estrangulamiento tenía algo de excitante y de exagerado. Todo estaba mezclado, el sufrimiento, la felicidad Incluso su manera de rodar una escena normal es llevarte al extremo.

¿Se entendió con Dafoe?

A veces estábamos avergonzados, pero éramos conscientes de lo que hacíamos. Fue muy reconfortante. Aunque no hablamos mucho. Ha sido un gran aliado.

Más noticias de Política y Sociedad