Público
Público

El Nobel para Herta Müller alborota los pronósticos para el Buchpreis

EFE

La concesión del Premio Nobel de Literatura a Herta Müller ha alborotado los pronósticos para el Deutscher Buchpreis, el galardón a la mejor novela en lengua alemana del año que se entrega mañana en Fráncfort, como aperitivo de la Feria del Libro.

La última novela de la recién premiada con el Nobel Hertha Müller, titulada "Atemschaukel" (Columpio de la respiración), publicada en Hanser, está entre las seis finalistas y hasta hace tres días podía incluso considerarse la favorita.

Ahora, tras el Nobel, la lógica del Deutscher Buchpreis -que se entrega normalmente a un escritor de entre 40 y 50 años al que le falta un espaldarazo final para la consagración definitiva- hace dudoso que la novela de Müller vaya a ser premiada lo que obliga a volver la mirada a los otros candidatos.

La novela que más se ha comentado de entre las otras candidatas ha sido "Du stirbst nicht" (No morirás) de Kathrin Schmidt, publicada en Kiepenhauer&Witsch.

Schmidt nació en 1958 y su novela muestra, a través de un estilo muy intimista, como una mujer que ha sufrido una lesión cerebral va recuperando paulatinamente la memoria y va reconstruyendo a pedazos su biografía.

"Du stirbst nicht" es además un ejemplo extremo de la tendencia que parece imperar este año, en la que, con la excepción de la novela de Müller, todas las candidatas se caracterizan por ocuparse ante todo de asuntos de la vida íntima de los personajes, dejando el trasfondo histórico y político en un segundo plano.

"Über Rauchen" (Sobre el arroyo), publica en CH Beck, de Norbert Scheuer, es tal vez la novela con mayor capacidad de ganarse al lector entre todas las candidatas. Se trata de la historia de una familia destrozada -originaria del región del Eifel- que vuelve a reunirse porque el hermano mayor se ha vuelto loco con la obsesión de capturar un pez mitológico.

Scheuer logra en su breve novela, de poco más de 150 páginas, crear un mundo cerrado, henchido de una carga metafórica y poética. Para el premio, probablemente la brevedad de la novela sea una de sus desventajas.

Normalmente, el "Deutscher Buchpreis" premia novelas de buenas perspectivas comerciales y, por regla general, una novela de 300 páginas se vende mejor que una de menos de 200.

El debutante Stephan Thome, nacido en 1972, se metió en la lista de candidatos con "Grenzgang", una novela centrada en el reencuentro de los dos protagonistas principales en medio de una fiesta del pueblo en el que viven en que todos los participantes se saltan los límites que normalmente rigen su vida cotidiana.

La fiesta -Grenzgang quiere decir paso de frontera- se celebra cada siete años. Los dos protagonistas se han visto por última vez en la anterior edición de la fiesta y vuelven a encontrarse siete años después llevando a la espalda algunas frustraciones personales y profesionales.

Thome -que estudio filosofía, sinología y ciencias de las religiones y vive y trabaja en Taiwan- es, pese a su edad, una aparición completamente nueva en el escenario literario alemán. Hasta ahora, el premio no ha sido otorgado nunca a un debutante.

Rainer Merkel, nacido en 1964, se metió en la lista de finalistas con "Lichtjahre entfernt" (A años luz), una novela publicada por Fischer en la que el personaje narrador, un psicoterapeuta, hace un ejercicio de introspección tratando de poner en orden su vida que se ha salido de cauce por las tormentas amorosas.

El escenario de la novela de Merkel está situado básicamente en Estados Unidos, en la ciudad de Nueva York y el estado de California.

En la lista de finalistas también hay un austríaco, Clemens J.Setz con "Die Frequenzen" (Las frecuencias), novela publicada en Residenz parte, sin centrarse en ella, de la historia de un triángulo amoroso en que se ven involucrados dos amigos de infancia que se han perdido de vista durante mucho tiempo.

La novela, de más de 700 páginas, tiene mucho que ver con la incomunicación. En cada capítulo aparece una voz distinta que, y de ahí viene el título, lanza su frecuencia tratando de sintonizar, sin éxito, con otra frecuencia. Se trata de la novela más experimental entre las seis candidatas.

Rodrigo Zuleta

Más noticias