Público
Público

Novagalicia Banco tendrá que ser adquirida por otra entidad

Los sindicatos de la entidad gallega consideran "una barbaridad" reducir 2.500 empleos como plantea Bruselas y piden una reunión al FROB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Novagalicia Banco tendrá que ser adquirido por otra entidad para evitar ser liquidado, con lo que el banco gallego perderá su independencia, en lo que será una operación similar a las realizadas con Banco CAM, Unnim y Banco de Valencia, mientras que Catalunya Banc se subastará en 'unos tres meses', según han informado fuentes del Banco de España. 'La Comisión Europea quiere que se afecte lo menos a la competencia', han explicado estas fuentes, que han incidido en que la inyección de unos 8.000 millones en Novagalicia afectaría al mercado de continuar operando libremente, al tiempo que han constatado que desde Bruselas no se admite el plan del presidente, José María Castellano, de captar inversores privados.

En todo caso, el proceso de subasta de la entidad gallega sería posterior al de Catalunya Banc. Fuentes del Banco de España han avanzado que no se prevé que las nuevas subastas incluyan Esquemas de Protección de Activos (EPA). La subasta de Banco de Valencia sí que contó con un EPA, que desde el supervisor se ha justificado en la 'rapidez' del proceso, habida cuenta de que Bruselas pretendía que la entidad debía ser vendida antes de este miércoles. En este sentido, se espera que la venta de estas dos entidades estén cerradas en un plazo 'breve' y que Catalunya Banc sea subastada en 'unos tres meses'. 'Cuando se den las circunstancias irá la subasta de Novagalicia', han subrayado desde el Banco de España.

Sin embargo, las mismas fuentes han diferenciado entre estas dos entidades y Bankia, puesto que esta última se caracteriza por ser sistémica. 'Bankia se podría vender a otra entidad, pero no es necesario, esa es la diferencia', han indicado, por lo que han subrayado que Bankia podrá exceder el plazo de cinco años sin ser subastada.

Por su parte, los representantes sindicales en Novagalicia han considerado 'una barbaridad' aplicar una reducción de 2.500 empleos hasta 2015 en el grupo y han reclamado tener una reunión con 'el propietario del banco, que es el FROB' para conocer las perspectivas. El responsable de la sección sindical de CC.OO. en la entidad, Luis Mariño, ha censurado que la vía para hacer rentable el banco sea hacer 'un achatarramiento' de la misma. 'Nos vamos a quedar con el tamaño de la menor de las entidades de procedencia', ha ilustrado, en alusión a que la reestructuración supone rebajar el balance a niveles del que tenía en el momento de la fusión de las cajas gallegas.

Además, ha indicado que, con estos 2.500 empleos a eliminar, el recorte en la plantilla desde que se produjo la integración de Caixa Galicia y Caixanova será del 60%. 'Parece que ahora hacer rentable es despedir a la gente', ha reprochado. 'Parece que esto va dirigido. En el Banco de Valencia se suspendió la subasta, se retomó y de repente la adjudican a CaixaBank. Parece que está todo medio amañado', ha apuntado y ha destacado que 'quienes pagan el pato' son los trabajadores.

El representante de UGT, José Ramón de Pliego-Valdés,  ha comparado las cifras de reducción del personal de Novagalicia con las de otras entidades inmersas en procesos de reestructuración y ha concluido que las del banco gallego son las mayores. El representante de UGT ha adelantado que los sindicatos con representación en Novagalicia prevén reunirse la próxima semana para coordinar sus posturas y analizar los pasos a tomar. En este sentido, ha augurado, igual que Mariño, que habrá protestas y movilizaciones.

Más noticias en Política y Sociedad