Público
Público

Una novela relata la caída del Muro de Berlín a través de sus protagonistas

EFE

Los periodistas franceses Jean-Marc Gonin y Olivier Guez firman "La caída del Muro de Berlín", un relato vivo que, de forma novelada, narra los acontecimientos que llevaron a la caída, el 9 de noviembre de 1989, del muro que separó la Alemania oriental socialista (RDA) de la occidental (RFA) durante 28 años.

En 2005 Guez, que ha estado hoy en Madrid presentando su libro, llegó a Berlín con la intención de escribir una historia de los judíos en Alemania después de 1945. "Pero cuando llegas a Berlín comprendes que es una ciudad llena de Historia, por lo que propuse a Gonin escribir este libro", ha explicado.

Guez reconoce la influencia de "¿Arde París?", de Larry Collins y Dominique Lapierre, donde se relata la liberación de París tras la ocupación nazi, en "La caída del Muro de Berlín" (Alianza Editorial).

"Queríamos contar un hecho tan extraordinario como la caída del muro desde la emoción de sus protagonistas. Nadie lo había hecho de forma novelada y por eso nos decidimos por este formato, en lugar de por el ensayo que, además, resulta demasiado frío y analítico".

La investigación previa a la escritura fue tan exhaustiva que, después de explorar los archivos de la Stasi -el Ministerio de Seguridad de la RDA-, documentos de la época, entrevistar a ciudadanos anónimos y leer memorias de políticos, consiguieron "información y objetos como para abrir un museo", afirma Guez.

De las 30 personas a las que entrevistaron, los autores eligieron las doce historias mejor representaban a los diferentes movimientos ciudadanos que contribuyeron a la caída del muro. "Sólo cambiamos sus nombres, porque aparecen detalles íntimos", ha puntualizado Guez.

Un Erich Honecker, jefe de estado de la RDA, ya enfermo, que se ve obligado a dimitir; su sustituto, Egon Krenz, agobiado desde su llegada al poder, y un Mijaíl Gorbachov triunfal reformista completan este "relato coral", que aborda el acontecimiento desde "todos los ángulos posibles".

Los autores ya han firmado una adaptación cinematográfica de esta historia "con final feliz" que permitió a los berlineses derribar "el muro de la vergüenza", al son del violoncelo del ruso Mstislav Rostropovitch, casi tres décadas después de su construcción y cuarenta años más tarde de la separación de las dos Alemanias. EFE

Más noticias de Política y Sociedad