Público
Público

Una nueva biografía de Santa Teresa aborda su obra, fundaciones y conversión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La obra "Biografía de Teresa de Jesús. Mujer, fundadora, escritora" es el último libro publicado sobre la figura de Santa Teresa, que aborda las fundaciones de la santa, así como su faceta como escritora y su "gran" conversión.

El carmelita Daniel de Pablo Maroto es el autor de esta breve biografía que, según ha indicado hoy en la presentación a la prensa en el Museo Teresiano de San José, aborda la fundación del convento de San José o Las Madres, el primero auspiciado por la santa.

De hecho, la biografía se ha publicado enmarcada en el 450 aniversario de la fundación de este convento, de modo que, en trece capítulos, el autor sitúa al lector en la ciudad de Ávila y en el contexto histórico en el que vivió Teresa de Cepeda y Ahumada.

La obra aborda el origen de "cierta nobleza" de la madre de Santa Teresa, de judío converso por parte de padre, así como su vida junto a sus "doce hermanos", aunque "los historiadores sólo encuentran once", y cómo aprendió a leer en libros de caballerías.

Su ingreso en el convento de La Encarnación, sus "amores y rebeldías" y su transformación también forman parte de las páginas de este libro que, finalmente, recoge su trabajo fundador y su faceta como escritora, dos labores que el autor ha considerado "importantísimas".

En este sentido, Daniel de Pablo ha destacado la utilidad de esta biografía tanto para el lector "medio" o "menos preparado", que busca un acercamiento "rápido" a la figura de Teresa de Jesús, pero también para el culto y exigente, pues le servirá para recordar y reconstruir su figura.

Publicada por la Editorial de Espiritualidad, se han editado 5.000 ejemplares de esta "Biografía de Teresa de Jesús. Mujer, fundadora, escritora", que finalmente revela el que, a juicio del autor, es el momento de la "gran conversión" de Santa Teresa.

Aunque "muchos" autores sitúan este momento frente a un Cristo de La Encarnación, en 1554, Daniel de Pablo ha afirmado que fue "en torno a la fiesta de Pentecostés de 1556", pues hasta ese momento Teresa de Cepeda había tenido "los mismos problemas" de otras jóvenes de su edad que la llevaban a "enamorarse de la gente que tenía alrededor".

No obstante, a partir de entonces, según el autor, encontró "la verdadera libertad" y comenzó una transformación que la llevó a pasar de ser una monja a la mística que acabó siendo nombrada Doctora de la Iglesia.