Público
Público

Nueva denuncia de paternidad contra Fernando Lugo

El presidente de Paraguay reconoció hace unos días tener un hijo cuando era obispo

EFE

Una nueva denuncia de paternidad contra el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, cuando era obispo, seis días después de dar su apellido a un niño de dos años, ha esombrecido la remodelación de su Gabinete en el primer aniversario de su histórico triunfo electoral.

La denuncia de Benigna Leguizamón, de 27 años, acaparó la atención de los medios locales cuando ésta se iba a centrar en los cambios de Gobierno que Lugo había anunciado para el primer año de su victoria electoral, que supuso el fin de 61 años de hegemonía en el poder del Partido Colorado.

Según Lequizamón, el actual gobernante es el padre de uno de sus cuatros hijos, nacido el 9 de septiembre de 2002 en un distrito del departamento de San Pedro (centro), donde entonces Lugo era la máxima autoridad eclesial.

La mujer relató que intimó con Lugo tras acudir a él a solicitarle sus buenos oficios para que el padre de su primer hijo apoyara económicamente a la criatura, y añadió que al cabo del primer año de relación quedó embarazada del entonces obispo.

"Lo que quiero es que ese señor (el presidente) reconozca a mi hijo, eso es lo que le pido. Un día le voy a esperar, en caso de que no asuma su responsabilidad, le voy a denunciar", afirmó la mujer, que reside en una precaria vivienda en Ciudad del Este, a 330 kilómetros de Asunción.

"La única prueba que voy a tener será la del ADN porque me enojé con él (con Lugo) y quemé todas las fotos que teníamos juntos", agregó, al explicar que decidió denunciarlo tras divulgarse públicamente el caso de Viviana Carrillo, de 26 años, quien el pasado 8 de abril recurrió a los tribunales con una demanda de paternidad contra Lugo.

El gobernante, de 58 años, asumió hace cinco días la paternidad del hijo de Viviana, Guillermo Armindo Carrillo, nacido el 4 de mayo de 2007, cinco meses después de haber renunciado a su estado clerical, el 21 de diciembre de 2006, para lanzarse a la política.

El ex obispo posteriormente fue suspendido "a divinis" por el papa Benedicto XVI y diez días antes de asumir como jefe de Estado, el 15 de agosto de 2008, retornó a su estado laical en una decisión no menos histórica del Vaticano.

En los comicios de hace un año, Lugo acabó con 61 años de mandato ininterrumpido del Partido Colorado al frente de una coalición de amplia base ideológica que encabeza el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), de centroderecha y segunda fuerza política del país.

"Estamos dispuesto a actuar siempre con el argumento de la verdad y ponernos a disposición de todos los requerimientos que surjan en el ámbito de la justicia", expresó Lugo en un mensaje leído en el que anunció cambios en los ministerios de Educación, Justicia y Trabajo, Industria y Comercio y de Agricultura y Ganadería.

La denuncia de paternidad de Leguizamón motivó retransmisiones en directo desde la humilde vivienda que habita, mientras que la remodelación ministerial no fue retransmitida por los principales medios nacionales.

El hecho motivó incluso una reunión de Lugo con todas las mujeres de su gabinete, entre ellas las ministras de la Niñez y la Adolescencia, Liz Torres, y de la Mujer, Gloria Rubín, quienes posteriormente emitieron un comunicado conjunto a favor de que se aclare el caso.

"Hay chistes y tomaduras de pelo por toda la República de que van a aparecer cinco o seis, dieciséis hijos. Y bueno, se verá en cada caso", dijo la ministra de la Mujer, al señalar que "si es tan cierto que (Lugo) tiene tantos hijos, la Secretaría va a tener que estar al servicio de todas las mujeres que vienen a reclamar".

Más noticias de Política y Sociedad