Público
Público

La nueva financiación de RTVE en peligro de muerte

La patronal de telecomunicaciones presenta alegaciones contra la 'tasa', tras el rechazo de la CMT al proyecto de ley para financiar el ente público

EFE

La asociación de operadores alternativos a Telefónica, ASTEL, presentó hoy al Consejo de Estado sus alegaciones contra la aportación económica para sufragar los costes de RTVE prevista en el anteproyecto de ley de financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española.

El Consejo de Estado tiene que emitir un informe preceptivo sobre este anteproyecto de ley igual que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que el pasado jueves aprobó su estudio, de carácter confidencial, y lo envió al Gobierno.

El presidente de la CMT, Reinaldo Rodríguez, ya había manifestado, a título personal y antes de que se hiciera público el anteproyecto de ley, su desacuerdo con que esta tasa fuera aportada por las operadoras y hoy publica el diario Expansión que el consejo de este organismo regulador se ha mostrado contrario a este pago.

El diario afirma que el informe de la CMT, que no es vinculante, propone como alternativa a la financiación poner a la venta o alquilar parte de las frecuencias que utiliza la televisión pública para emitir.

Respecto al informe preceptivo del Consejo de Estado, está en fase de estudio y ASTEL le ha solicitado que considere 'las premisas incorrectas de las que parte el anteproyecto al presumir beneficios directos o indirectos para los operadores de telecomunicciones y de televisión de pago (cable y satélite) como consecuencia de la eliminación de la publicidad en el ente público'.

Esta patronal rechaza que vayan a revertir en los operadores dichos beneficios y afirma que es una contradicción que otras empresas de sectores que con toda seguridad van a verse beneficiadas (como por ejemplo, las empresas de radio) hayan quedado fuera de la aplicación de dicha aportación económica.

También señala que la forma de cuantificación de la aportación económica vulnera el principio de no discriminación aplicable en la normativa sectorial pues beneficiará a Telefónica de España en detrimento de los operadores alternativos.

Explica que esto se produce al permitir de la deducción del total de ingresos brutos de explotación, sobre los que se aplica la tasa, aquellos obtenidos por servicios mayoristas, teniendo este tipo de ingresos un peso muy importante en TESAU y por el contrario muy pequeño en los operadores alternativos.

ASTEL ha señalado también que se va a poner en contacto con todos los grupos parlamentarios con la intención de eliminar o modificar la referida normativa a lo largo de su tramitación parlamntaria.

Más noticias