Público
Público

El nuevo fármaco contra la obesidad también ayuda a la diabetes

Reuters

Los investigadores que estaban buscando una cura para la obesidad dijeron el jueves que han desarrollado un fármaco que no solo hace perder peso a los ratones, sino que revierte la diabetes y reduce el colesterol también.

El fármaco, que han llamado fatostatin, impide que el cuerpo asimile la grasa, en lugar de liberar la energía de la comida. Esperan que puedan desarrollar una píldora que luche contra la obesidad, diabetes y colesterol, a la vez.

En un artículo publicado en la revista "Química y Biología", Salih Wakil, de la Facultad de Medicina Baylor de Texas; Motonari Uesug, de la Universidad de Kyoto en Japón, y otros investigadores dijeron que el fármaco interfiere con un conjunto de genes activados por comer en exceso.

"Aquí, estamos abordando temas fundamentales", dijo Wakil en una entrevista telefónica. "Creo que esto es lo que nos entusiasma".

Los científicos son dolorosamente conscientes de que los fármacos pueden hacer adelgazar a los ratones pero no afectar a los humanos. Una hormona llamada leptina puede hacer que las ratas y ratones pierdan peso casi milagrosamente pero hacer poco o nada en una persona obesa, por ejemplo.

Pero Wakil, cuyo equipo ha patentado el fármaco y está buscando una farmacéutica que se asocie con ellos, espera que este fármaco pueda ser diferente. "Soy muy optimista", dijo.

El Fatostatin es una pequeña molécula, lo que significa que tiene el potencial de ser absorbida en forma de pastillas.

Funciona en los llamados elementos reguladores de proteínas vinculadas o SREBPs, que son factores de transcripción que activan los genes que generan el colesterol y los ácidos grasos.

"El Fatostatin bloqueó los incrementos en el peso corporal, en la glucosa de la sangre, y en la acumulación de grasa hepática en ratones (genéticamente) obesos, incluso en la ingestión incontrolada de alimentos", escribieron los investigadores.

Las pruebas genéticas demostraron que el fármaco afecta a 63 genes diferentes.

La idea de interferir mediante el SREBP no es nueva. GlaxSmithKline ha estado trabajando en una nueva generación de fármacos para el colesterol que utiliza esta vía.

Después de cuatro semanas, los ratones inyectados con fatostatin perdieron el 12 por ciento de su peso y tuvieron unos niveles de glucosa en la sangre un 70 por ciento menores, escribieron los científicos.

Ahora el plan es comprobarlo en ratas y conejos, dijo Wakil.

algo que puede ayudar a explicar los vínculos entre el cáncer de próstata y la obesidad.

Más noticias de Política y Sociedad