Público
Público

Obama busca calmar a católicos EEUU con cambio en anticoncepción

Reuters

Por Stephanie Simon y Caren Bohan

El Gobierno de Estados Unidos anunció elviernes que los empleadores religiosos no serán obligados aofrecer anticonceptivos gratis a sus trabajadoras y que laresponsabilidad caerá sobre las aseguradoras de salud, en uncambio abrupto para contener una tormenta en un año electoral.

El acuerdo busca apaciguar a las organizaciones religiosasque se oponían a una nueva regla que las hubiera forzado abrindar cobertura para anticonceptivos sin cargo.

En cambio, el nuevo enfoque pone el acento en las compañíasaseguradoras, que deberán otorgar de manera gratuita a lastrabajadoras de instituciones religiosas herramientas para laplanificación familiar si así lo piden, sin involucrar a suempleadores, informó la Casa Blanca.

"Las organizaciones religiosas no deberán pagar por estosservicios", dijo el presidente Barack Obama a periodistas en lasala de prensa de la Casa Blanca. "Pero las mujeres que trabajenen estas instituciones tendrán acceso a servicios deanticoncepción sin costo", agregó.

El mandatario insistió en que el cambio, decidido luego deque ordenó a sus colaboradores que aceleraran una revisión de lacontrovertida regla, garantizará la "libertad religiosa" y a lavez protegerá la salud de las mujeres.

En sus primeros comentarios públicos sobre el tema, Obamareconoció que los grupos religiosos tenían "genuinasinquietudes" sobre la regla de los anticonceptivos, pero acusó aalgunas personas de hacer un esfuerzo cínico por convertir altema en una "cuestión polémica".

La regla había desatado una fuerte condena de los líderes dela Iglesia Católica, los republicanos y otros conservadoressociales que la habían denunciado como un ataque a la libertadreligiosa.

El cambio de política busca disipar la controversia y evitarque se convierta en un problema para la campaña de Obama por lareelección, pero sin ofender a su base liberal. Pero es pocoprobable que alivie todas las preocupaciones de los líderesreligiosos.

La Iglesia Católica se opone a la mayoría de los métodosanticonceptivos. El acuerdo fue redactado por los empleados dela Oficina de Sociedades Vecinales y Basadas en la Fe de la CasaBlanca.

No estaba claro en lo inmediato si las compañíasaseguradoras fueron consultadas sobre la nueva obligación debrindar métodos de control de natalidad sin cargo si losempleadores no subsidian esa parte del paquete de beneficiosmédicos.

No obstante, varios estudios han demostrado que sumarcobertura anticonceptiva no aumenta los costos de las compañíasde seguro médico, sino que de hecho los reduciría al disminuirlos embarazos no deseados.

Más noticias de Política y Sociedad