Público
Público

Obama declara a influenza H1N1 emergencia nacional

Reuters

Por Patricia Zengerle

El presidente de Estados Unidos,Barack Obama, ha declarado la nueva cepa de gripe H1N1 del 2009como una emergencia nacional, informó el sábado la CasaBlanca.

La declaración facilitará a los centros médicosestadounidenses el manejo de un mayor número de pacientes porla influenza, permitiendo la exención de algunos requerimientosde los planes de atención Medicare, Medicaid y de otrosprogramas de seguro de salud, dijo la Casa Blanca en uncomunicado.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC por sus siglas en inglés) dijeron el viernes que la gripeH1N1 se ha extendido en 46 de los 50 estados de Estados Unidos,un nivel comparable con el máximo de las temporadas deinfluenza estacional, aunque mucho antes y con más medios decontagio que lo esperado.

Obama firmó la declaración el viernes por la noche.

El comunicado de la Casa Blanca señaló que la declaraciónintentaba preparar al país en caso de "un rápido incremento enlos contagios que pueda desbordar los recursos de asistenciasanitaria" y era similar a las declaraciones de desastreemitidas antes de que los huracanes toquen áreas costeras.

"Es importante destacar que esta es una medida proactiva,no una respuesta a un nuevo acontecimiento", dijo unfuncionario de la administración.

"El virus H1N1 se mueve rápidamente, como se esperaba. Enel momento en que regiones o sistemas de salud reconozcan queestán desbordados, deben implementar planes de desastrerápidamente", dijo.

La gripe estacional normalmente alcanza su máximo nivelentre fines de noviembre y principios de marzo.

La influenza H1N1 ha afectado mayormente a adultos jóvenesy niños, mientras que la gripe estacional normalmente es máspeligrosa para personas mayores a 65 años.

La nueva cepa H1N1 ha dado muerte a más de 1.000estadounidenses y llevado a más de 20.000 al hospital enEstados Unidos desde que emergió a inicios de este año, dijeronlos CDC. Pero funcionarios de salud destacaron rápidamente queel número real de casos no puede ser medido.

La gripe porcina H1N1 había sido declarada una emergenciade salud pública antes este año.

La nueva declaración despeja el camino para suspensiones derequerimientos federales que, por ejemplo, podrían impedir quelos hospitales establezcan instalaciones fuera de su sitio deasistencia alternativa que podrían ayudarlos a afrontarexigencias del departamento de emergencias, dijo la CasaBlanca.

Más noticias de Política y Sociedad