Público
Público

Obama ofrece "un nuevo comienzo" en las relaciones con Cuba

En la inauguración de la V Cumbre de las Américas expuso su disposición a abordar con el Gobierno cubano "una amplia gama de asuntos"

EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ofreció ayer un "nuevo comienzo" en las relaciones de su país con Cuba, en respuesta a la oferta de diálogo de La Habana y en lo que representa el mayor avance para el deshielo de los lazos en 50 años.

"No estoy interesado en hablar por hablar. Pero creo que podemos llevar la relación entre EE.UU y Cuba en una nueva dirección", sostuvo el mandatario, en su discurso en la ceremonia inaugural de la V Cumbre de las Américas comenzada ayer en Puerto España.

En su alocución, Obama expresó su disposición, expresada ya durante la campaña electoral, a que su Gobierno "aborde con el Gobierno cubano una amplia gama de asuntos, desde los derechos humanos y la reforma democrática a las drogas, la inmigración y asuntos económicos".

"EE.UU. busca un nuevo comienzo con Cuba", indicó el mandatario, que reconoció que será "un largo camino que debe recorrerse para superar décadas de desconfianza pero hay pasos clave que podemos dar hacia un nuevo día".

Las declaraciones del presidente estadounidense representan el mayor hito en un proceso que se ha desarrollado a ritmo vertiginoso en los últimos días y que apuntan a un incipiente deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana.

Y buscan neutralizar los llamamientos del resto de los países latinoamericanos para que levante el embargo que Estados Unidos impone desde 1962 al régimen comunista cubano.

Cuba fue suspendida de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1962 por sus vinculaciones con los países del bloque chino-soviético. Esos llamamientos, que ya comenzaron en la cumbre con los primeros discursos de la presidenta argentina, Cristina Fernández, y el mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, amenazaban con dominar la cumbre, pese a que Cuba, no se encuentra presente, y su situación no figura en la agenda oficial del encuentro.

El lunes, Obama ordenó el levantamiento de las restricciones a los viajes y envíos de remesas de familiares hacia Cuba, así como medidas para mejorar las comunicaciones entre EE.UU. y la isla.

En respuesta, el líder cubano, Raúl Castro, expresó el jueves su disposición a "tratar con EE.UU sobre democracia, libertad y derechos humanos "en igualdad de condiciones", una oferta que Obama parece haber aceptado. La oferta de Castro representa la mayor apertura hacia Washington en cincuenta años. Hasta ahora, el régimen cubano se negaba a abordar asuntos como los derechos humanos o la democracia.

El presidente estadounidense, sin embargo, mantiene su rechazo a levantar el embargo por el momento. Reclama que el régimen castrista debe adoptar pasos por su parte, tales como la puesta en libertad de los presos políticos o el respeto de los derechos humanos y las libertades de prensa, expresión o culto.

Horas antes del comienzo de la cumbre, en República Dominicana, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, reconoció que la política de su país hacia Cuba ha fracasado , al tiempo que acogió con beneplácito las declaraciones del presidente cubano. "Sentimos que la política (estadounidense) hacía (Cuba) ha fracasado", afirmó Clinton.

En su discurso de hoy, Obama no sólo ofreció un nuevo comienzo a Cuba . También prometió una nueva relación a todo el continente, basada en "una alianza de iguales".

"No hay un socio principal y otro menor en nuestras relaciones; simplemente hay una implicación basada en nuestro respeto mutuo, nuestros intereses comunes y nuestros valores compartidos. Estoy aquí para lanzar un nuevo capítulo de acercamiento que continuará durante mi mandato", aseguró.

Entre otras propuestas, Obama prometió "colaborar para garantizar que el Banco Interamericano de Desarrollo adopte los pasos necesarios para aumentar su nivel actual de crédito y para estudiar cuidadosamente las necesidades de recapitalización en el futuro".

Anunció un nuevo Fondo de Crecimiento para la Microfinanciación que contribuirá a restablecer los préstamos a las empresas en el continente. Asimismo, propuso la creación de una nueva Alianza de las Américas para la Energía y el Clima, que buscará promover la eficiencia en el uso de energía, compartir tecnología y mejorar su infraestructura.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha respaldado la nueva política del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hacia Cuba, que ha subrayado que es la que ha defendido España en la Unión Europea.

Zapatero se ha referido a este asunto en su intervención ante el Comité Federal del PSOE que aprueba la candidatura socialista para las elecciones europeas y el manifiesto con el que concurrirá el partido a esos comicios. El jefe del Ejecutivo, al analizar diversas cuestiones de política internacional, ha citado la nueva relación con Cuba que pretende Obama.

"Nos alegramos y respaldamos totalmente esa política hacia Cuba", ha señalado Zapatero ante el Comité Federal. Además, ha recordado que esa política es la que ha defendido en la Unión Europea el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Más noticias de Política y Sociedad