Público
Público

Obama pide "respeto a las normas democráticas" ante el golpe de Estado en Honduras

El presidente de EEUU asegura estar "profundamente consternado" y habla de "diálogo" para resolver las diferencias

EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, se ha manifestado preocupado por el golpe militar contra el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y pidió "respeto a las normas democráticas", y la resolución de las disputas a través de un "diálogo libre de interferencia exterior".

"Estoy profundamente consternado por los informes que salen de Honduras sobre la detención y expulsión del presidente Zelaya. Tal como lo hizo la Organización de Estados Americanos el viernes, pido a todos los actores políticos y sociales en Honduras que respeten las normas democráticas, el imperio de la ley y los fundamentos de la Carta Democrática Interamericano", dijo Obama en un comunicado.

"Las tensiones y disputas que puedan existir deben resolverse pacíficamente a través del diálogo libre de cualquier interferencia exterior", agregó el mandatario estadounidense.

La crisis política en Honduras se vio agravada hoy por la detención de Zelaya, esta madrugada, por parte de las Fuerzas Armadas de ese país.

Zelaya fue detenido horas antes de que comenzase una consulta popular que había convocado y que había sido declarada ilegal por el Parlamento y por el Tribunal Supremo.

La OEA ha convocado una reunión urgente del Consejo Permanente para analizar una respuesta a la crisis actual y para defender la "estabilidad democrática" en Honduras, según informó el organismo regional.

El Gobierno de Guatemala condenó "enérgicamente" hoy el "golpe de Estado" perpetrado por las Fuerzas Armadas de Honduras, y manifestó su apoyo al presidente de ese país, Manuel Zelaya.

Por medio de un comunicado, la Presidencia de Guatemala manifestó "su rechazo rotundo al golpe de Estado ocurrido hoy en horas de la mañana en Tegucigalpa", y condenó "enérgicamente la ruptura del orden constitucional en Honduras".

El presidente de Venezuela, Hugo Chaves, calificó el golpe de Estado de "troglodita" y alertó que "llegó la hora del pueblo" y de los movimientos sociales de ese país centroamericano. En Bolivia su presidente, Evo Morales, hizo un llamamiento a los organismos internacionales, a sus colegas de Latinoamérica y a dirigentes de movimientos sociales para "condenar y repudiar este golpe de Estado militar en Honduras".

Por su parte, el Gobierno colombiano manifestó "su profunda consternación por la ruptura del orden constitucional en la hermana República de Honduras", expresó un comunicado expedido por la Cancillería colombiana.

El Gobierno colombiano dijo también que respaldaba las acciones adoptadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) "con el fin de encontrar soluciones democráticas a la actual situación".

El Partido Comunista de Chile rechazó el golpe de estado contra el gobierno constitucional de Honduras y demandó al gobierno de la presidenta Michelle Bachelet "un decidido apoyo a la manutención del estado de derecho".

Paralelamente, la Iglesia católica de El Salvador pidió hoy oraciones para que "la paz" vuelva a Honduras.

El Gobierno de Perú ha expresado "su más enérgica condena a la ruptura del orden constitucional" en Honduras y pidió preservar la institucionalidad democrática en ese país.Un comunicado de la Cancillería peruana señaló que la institucionalidad democrática debe mantenerse "dentro del pleno respeto al Estado de Derecho y el ordenamiento jurídico de Honduras".

Manifestó, además, que apoya "decididamente los esfuerzos actualmente en curso por parte de la OEA para la restitución democrática en ese hermano país conforme a los principios de la Carta de la Organizaron de los Estados Americanos y de la Carta Democrática Interamericana".

Más noticias de Política y Sociedad