Público
Público

Obama prepara la defensa de EEUU para la ciberguerra

La Casa Blanca y el Pentágono preparan sistemas de defensa contra ataques informáticos

ISABEL PIQUER

Estados Unidos se prepara para la ciberguerra. Barack Obama pintó este viernes un futuro cataclísmico de crímenes y ataques informáticos, al anunciar la creación de un equipo especial dedicado a luchar contra piratas en la red y posibles ofensivas contra las infraestructuras estratégicas estadounidenses.

"A partir de ahora trataremos nuestra infraestructura digital las redes y los ordenadores de los que dependemos todos los días como lo que es: un bien estratégico" y prioritario en la seguridad nacional, dijo el presidente durante un acto formal en la Casa Blanca.

Obama anunció la creación del puesto de Coordinador de la Ciberseguridad, como parte integrante de su Consejo de Seguridad Nacional. El responsable, que será nombrado próximamente, tendrá la ardua tarea de elaborar una estrategia global en el frente informático y poner un poco de orden en los distintos organismos gubernamentales.

"No hay una agencia que coordine nuestra política de ciberseguridad en el Gobierno federal y que tenga responsabilidad y autoridad suficientes para enfrentarse a este reto", aseguró Obama al reconocer las carencias del sistema. "Varias agencias federales se superponen y no se coordinan ni se comunican" tampoco con el sector privado. "El ciberespacio es real y también los riesgos que conlleva", añadió el presidente al hablar de "los ordenadores, los portátiles, los celulares, las Blackberries, que se entrelazan en todos los aspectos de nuestra vida".

Al describir los peligros de la piratería informática, que se estima ha hecho daño por valor de unos 8.000 millones de dólares en los últimos dos años en EEUU, Obama contó como su propia campaña electoral sufrió ataques de hackers el verano pasado, un hecho hasta ahora desconocido. "Entraron en documentos, correos electrónicos y planes de viaje. Pero podéis estar tranquilos: no infiltraron la base de datos de los contribuyen-tes", subrayó sonriendo.

Pero no sólo se trata de datos o tarjetas de crédito. "Nuestro avance tecnológico es clave para la superioridad militar de EEUU", dijo Obama. "Al Qaeda y otros grupos terroristas han hablado de su deseo de lanzar ciberataques contra nuestro país, ataques que son difíciles de detectar y aún más difíciles de combatir. Los actos terroristas ya no proceden sólo de unos pocos extremistas suicidas sino también de unos golpes de teclado", añadió.

De hecho, el diario New York Times publicó este viernes que el Pentágono planea crear un nuevo centro de control militar dedicado a los ciberconflictos, que Obama debería aprobar en las próximas semanas. La idea sobre todo es coordinar los esfuerzos hasta ahora dispersos en múltiples agencias del Gobierno, de manera eficaz. El Pentágono y la National Security Agency, que se ocupa de espiar las comunicaciones, se han estado peleando por liderar la batalla en la red.

La idea sería no sólo responder a posibles ataques, sino lanzar ofensivas informáticas y coordinarlas con ataques convencionales, pirateando por ejemplo, como ya se ha hecho, los ordenadores de Al Qaeda o saboteando el sistema iraní para tratar de ralentizar sus ambiciones nucleares.

El Pentágono también ha pedido a contratistas privados (dentro del programa National Cyber Range) que elaboren una réplica ultrasecreta de lo que debería ser Internet en el futuro para poder simular ataques contra la red de telecomunicaciones o los mercados financieros.

Miguel Ángel Criado

La red eléctrica de EEUU fue atacada por Internet el mes pasado. Aunque nadie se quedó sin luz, el diario The Wall Street Journal contó que los atacantes estudiaron a fondo la infraestructura de la red. El diario señaló a elementos chinos como los autores. Aunque las autoridades chinas lo negaron, no es un hecho aislado: buena parte de los ataques a redes estadounidenses vienen del país asiático.

Un reciente informe del Departamento de Defensa al Congreso de EEUU sobre el Ejército Popular de Liberación (las fuerzas armadas chinas) destaca que China está creando unidades especializadas en guerra electrónica. Estos elementos, mitad soldados mitad hackers, tienen la misión de crear virus para infectar redes informáticas. No se trata sólo de Internet, cualquier red de suministros es vulnerable.

Pero se equivocaría el futuro Zar de la ciberseguridad de EEUU si sólo mirara a Asia. En la era de Internet el enemigo puede disparar sus armas electrónicas desde cualquier lugar del mundo. Las diferentes agencias gubernamentales de EEUU o empresas de tecnología militar sufrieron 13.000 ataques en 2007.

En Europa, el año pasado, Reino Unido, Francia y Alemania fueron atacados. Pero el caso más famoso es el de Estonia. En 2007, sus redes de comunicaciones fueron inutilizadas durante días por elementos rusos. Precisamente, en su capital, Tallin, la Unión Europea instalará su centro sobre seguridad y ciberguerra.

Más noticias de Política y Sociedad