Público
Público

Ocho detenidos y 121 kilos de cocaína incautados en un contenedor cisterna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ocho personas han sido detenidas en una operación en la que se han incautado 121 kilos de cocaína escondidos en un contenedor cisterna, que viajó desde República Dominicana hasta el puerto de Valencia, desde donde fue trasladado en tren a Madrid y, desde allí, en camión hasta Sabadell.

Según ha informado la Policía Nacional, el tanque fue enviado inicialmente a Sudamérica lleno de champú, y regresó a Valencia supuestamente vacío, aunque en su interior se encontraban adosados los 121 kilos de droga, gracias a una sofisticada estructura metálica.

Entre los ocho detenidos se encuentra el presunto líder de la organización, un empresario vinculado a clubes de alterne y discotecas del ambiente nocturno madrileño.

Según ha explicado la Policía, este grupo enviaba la cocaína a Madrid desde Santo Domingo (República Dominicana) hacia Madrid.

El líder de la organización compaginaba la dirección de estos traslados de droga con los preparativos de populares eventos de música electrónica, y fue él mismo quien diseñó un novedoso sistema para que la cocaína resultara indetectable, fabricando una estructura metálica que sería adosada al interior del contenedor cisterna.

La organización alquiló hasta un total de cuatro contenedores, con los que supuestamente se dedicaban a exportar productos líquidos, como aditivo de cemento, jabón para lavado de vehículos o champú.

El contenedor era llenado de este tipo de productos que, una vez que llegaba a República Dominicana, eran extraídos; en ese momento, se adosaba la cocaína en el interior la estructura metálica y de esta forma era trasladada a España, donde los controles aduaneros no eran exhaustivos al tratarse, supuestamente, de un contenedor vacío.

No obstante, los investigadores localizaron la vuelta de un contenedor que sospechaban que podría contener drogas, por lo que controlaron estrechamente su recorrido: la cisterna llegó al puerto de Valencia y desde allí viajó en tren al Centro Logístico del Abroñigal (Madrid), desde donde fue trasladado en camión hasta una nave de la localidad barcelonesa de Sabadell, donde se detuvo a dos integrantes de la banda que recibieron el envío.

Para poder extraer la droga del contenedor, los investigadores contaron con el apoyo del Grupo operativo de Intervenciones Técnicas, cuyos agentes tuvieron que emplearse durante varias horas para sacar los 121 kilos de estupefaciente.

El acceso, a través de la trampilla superior del contenedor, fue dificultado por los vapores tóxicos que emanaban del interior.

Una vez hallada la droga, se detuvo a otros seis integrantes de la organización criminal -entre ellos el líder- en Valencia, Madrid y Barcelona.

En estas provincias los agentes también han llevado a cabo seis entradas y registros, una de ellas en una asesoría jurídica de la ciudad de Valencia, en las que se ha intervenido diverso material telefónico e informático.

Derivado de la investigación patrimonial de la operación, se ha acordado mediante resolución judicial el embargo preventivo de bienes de los arrestados.

Así, se ha prohibido enajenar 20 vehículos valorados en 176.000 euros y 13 bienes inmuebles valorados según escritura pública en 2.676.000 euros, en su mayoría fincas urbanas, localizadas el Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y Valencia.

La operación fue desarrollada por el Grupo I de Crimen Organizado y la Sección de Investigación Patrimonial -UDYCO Central- de la Comisaría General de Policía Judicial, con apoyo de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Valencia y Barcelona, el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas adscrito al Área de Automoción de la División Económica y Técnica de la Subdirección General de Logística, el Servicio de Medios Aéreos y la Agencia Tributaria.