Público
Público

Oleada de bodas en California ante el avance del "no" a las uniones gay en los sondeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El matrimonio gay es legal en California pero lograr fecha para casarse se ha vuelto complicado: el estado decide el 4 de noviembre si sigue permitiendo estas uniones y, ante el avance del no en los sondeos, más y más parejas están adelantando sus planes de boda.

Los californianos votarán, el mismo día que al nuevo presidente de EEUU, una propuesta conocida como "Proposición 8", que pide modificar la Constitución del estado para definir el matrimonio sólo como la unión entre un hombre y una mujer.

Ello supondría derogar la decisión del Tribunal Superior de Justicia de California del pasado mayo que legalizó las uniones homosexuales. Desde entonces unas 11.000 parejas del mismo sexo han cumplido su sueño.

Pese a la tradicional tolerancia de este estado y los resultados de los primeros sondeos, una encuesta de la cadena CBS realizada la semana pasada da a los partidarios de la "Proposición 8" una ventaja de cinco puntos frente a sus opositores.

Por lo que pueda pasar después del 4 de noviembre, muchos homosexuales del estado están adelantando sus bodas.

En San Francisco, el ayuntamiento ha doblado el número de ceremonias que pueden celebrarse diariamente y aumentado su personal para atender la elevada demanda.

Las autoridades ofician tres bodas -de parejas homosexuales o no- cada media hora y EFE pudo comprobar que sólo hay dos días con unos pocos espacios disponibles entre hoy y el 4 de noviembre.

El alcalde de la ciudad, Gavin Newsom, es uno de los más firmes defensores de las bodas gay pero, sin quererlo, se ha convertido en una inesperada ayuda para la campaña a favor de la "Proposición 8".

El alcalde casó recientemente a dos ciudadanas, una de ellas una profesora de primaria cuyo colegio decidió organizar ese día una excursión escolar al ayuntamiento para que los alumnos pudieran felicitar a la novia.

La campaña a favor de la "Proposición 8" ha sacado partido a la noticia al afirmar que demuestra que, si el matrimonio gay continúa siendo legal, acabará enseñándose en las escuelas como la cosa más normal del mundo.

Sus últimos anuncios incluyen imágenes del alcalde Newsom afirmando exaltado que las puertas del ayuntamiento "estarán a partir de ahora siempre abiertas" a los matrimonios del mismo sexo, "lo quieran o no".

"Los últimos anuncios a favor de la 'Proposición 8' y el hecho de que ellos disponen de más fondos nos ha afectado", reconoció a EFE Ali Bay, una de las portavoces de la campaña a favor del matrimonio gay.

Los defensores de la "Proposición 8" han logrado recaudar unos 25 millones de dólares hasta la fecha, según estimaciones de la prensa estadounidense.

Los partidarios del matrimonio gay han conseguido donaciones de famosos como Brad Pitt, Steven Spielberg o incluso compañías como PG&G o Google, pero a pesar de ello el monto recaudado no llega a los 16 millones de dólares.

En las semanas que restan hasta los comicios, este grupo proyecta lanzar nuevos anuncios en televisión y se concentrará también en obtener más financiación.

"El 'no' a la 'Proposición 8' aún tiene muchas posibilidades de ganar", dijo Bay. "Yo creo que los californianos no quieren eliminar ningún derecho. La gente tiene amigos, familiares, compañeros de trabajo homosexuales y no quieren herirlos", añadió.

Mónica Trasandes, portavoz para medios latinos de la campaña a favor del "no" a la "Proposición 8", dijo a EFE que confían en contar con el voto de la comunidad latina, pese a que este grupo de población suele tener fuertes convicciones católicas.

"Tenemos esperanza de que nos apoyen y que entiendan que la 'Proposición' es injusta", señaló.