Público
Público

Olmert afirma que no dimitirá ni convocará elecciones

EFE

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, no está dispuesto a dimitir ni a convocar elecciones y ha pedido a su partido paciencia para probar su inocencia en un escándalo de corrupción, según se hacen eco hoy los medios israelíes.

Dichos medios recogen las declaraciones realizadas por Olmert anoche en un encuentro con un grupo de alcaldes de localidades cercanas a Gaza a los que aseguró: "Continuaré funcionando como Primer Ministro. Algunos creen que el inicio de cualquier investigación exige una dimisión, pero yo no estoy de acuerdo con esta noción y no dejaré el cargo".

Las declaraciones son la respuesta de Olmert a las palabras de su ministro de Defensa y principal socio de la coalición de Gobierno, Ehud Barak, que ayer le exigió públicamente que cese en su cargo hasta que se aclare las sospechas de soborno que pesan sobre él.

Olmert pidió paciencia para poder demostrar su inocencia y aseguró que "es inconcebible que un Primer Ministro sea condenado en base a un sólo testimonio", en referencia a las manifestaciones del empresario estadounidense Morris Talansky, que declaró el martes ante un tribunal haberle entregado alrededor de 150.000 dólares en efectivo en sobres para sus campañas y como "préstamos personales".

El jefe del Gobierno israelí contraatacó al asegurar: "Demostraré que esas cosas no ocurrieron nunca".

"Tengo mucho que decir, pero me he mantenido callado por respeto a la investigación", adujo Olmert, al tiempo que se comprometía a difundir un comunicado en los próximos días.

Más noticias de Política y Sociedad