Público
Público

La ONU celebra 20 años de la Convención de los Derechos del Niño, la más universal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Naciones Unidas celebró hoy el veinte aniversario de la aprobación en su sede de la Convención de los Derechos del Niño, que, al contar con la ratificación de 193 países, es el tratado internacional sobre derechos humanos más universal.

El secretario general del organismo mundial, Ban Ki-moon, presidió hoy el acto celebrado en la sede de la ONU, en Nueva York, con motivo del Día Internacional de la Infancia, en que el que también estuvieron presentes la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Ann Veneman, y el escritor y ex niño soldado Ismael Beah.

"Durante estos veinte años, la Convención ha sido el faro, el patrón y la guía de nuestras actividades en favor de la protección y el cuidado de los miembros más jóvenes y vulnerables de nuestra sociedad", afirmó Ban al inaugurar la ceremonia en la sala del Consejo de Tutela de Naciones Unidas.

El secretario general valoró la "profunda influencia" del convenio internacional en la mejora de las condiciones de vida, el acceso a la educación y el trato que reciben los menores, que ahora están amparados por los derechos que les reconoce ese documento.

Esta convención, que no ha sido ratificada por Estados Unidos, es el tratado internacional sobre derechos humanos "más ampliamente aceptado de la Historia", según Ban, quien expresó su "deseo de que llegue el día en el que todos los miembros de la ONU la respalden".

Al mismo tiempo, advirtió que trasladar a la práctica los derechos que establece la Convención continúa siendo "un desafío inmenso", si se tiene en cuenta que todavía mueren unos nueve millones de niños al año antes de su quinto cumpleaños y otros tantos carecen de acceso a la alimentación, el agua potable o la educación.

"Los niños deben centrar nuestro pensamiento cuando hablamos de cambio climático, la crisis alimentaria o cualquiera de los problemas que afrontamos cada día", afirmó Ban.

Ismael Beah, ex niño soldado y colaborador de Unicef, fue el encargado de presentar dos vídeos en los que se "demuestra el poder de la Convención" para transformar la vida de un niño.

En ellos, otros colaboradores de la agencia especializada, como la reina Rania de Jordania, el actor británico Ewan McGregor o la modelo alemana Claudia Schiffer, abogaron por el cumplimiento del tratado.

"Tenemos la responsabilidad colectiva de estar a la altura de la Convención en la palabra y en la acción", resaltó Beah, que estuvo acompañado por cinco jóvenes de diversas regiones del mundo que relataron experiencias relacionadas con el contenido del tratado.

Por su parte, Veneman recordó que en un día como hoy, en una sala próxima a la que se encontraban, la Asamblea General de la ONU adoptó en 1989 ese documento.

Este aniversario debe servir tanto para celebrar los logros obtenidos desde entonces, como para recordar "que casi cada día ocurren violaciones indescriptibles de los derechos de los más inocentes entre los inocentes, los niños", agregó.

La Convención establece cuatro derechos fundamentales: la no discriminación, el interés superior del niño como consideración primordial en los asuntos que le afectan, los derechos a la vida, la supervivencia y el desarrollo, y el respeto por las opiniones de los menores.

Sus logros dos décadas después son claros, pero igual de diáfanos son los retos y los desafíos, según una edición especial del informe "Estado Mundial de la Infancia" editado por Unicef para conmemorar el aniversario.

Este documento señala que la cifra anual de muertes de menores de cinco años en el mundo ha descendido de 12,5 millones en 1990 a 9 millones en 2008, pero aún mueren 4 millones de recién nacidos durante su primer mes de vida, y otros 4 millones fallecen antes de cumplir los cinco años por tan sólo tres causas: diarrea, paludismo o neumonía.

También indica que mil millones de niños y niñas carecen de uno o más servicios esenciales para la supervivencia y que 148 millones de menores de cinco años tiene un peso insuficiente para su edad.

Más noticias en Política y Sociedad