Público
Público

La ONU pide "acciones concretas" para superar el punto muerto en Oriente Medio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ONU pidió hoy "acciones concretas" para superar el "inquietante punto muerto" en el que se encuentra el diálogo entre israelíes y palestinos, que amenaza con desbaratar los esfuerzos de la comunidad internacional para encontrar una salida negociada al conflicto en Oriente Medio.

El secretario general adjunto para Asuntos Políticos de Naciones Unidas, Haile Menkerios, dijo hoy en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que la comunidad internacional "en esta coyuntura debe adoptar una posición clara y unida".

Señaló que el anuncio del presidente palestino, Mahmud Abás, de no presentarse a las próximas elecciones constituye "una valoración preocupante, por parte de un líder consagrado indudablemente a la paz, de que el proceso político carece en este momento de contenido y credibilidad".

"Es una clara advertencia de que si no podemos avanzar hacia un acuerdo final, corremos el riesgo de retroceder y poner en peligro la Autoridad Nacional Palestina y la solución de los dos Estados", consideró.

Menkerios indicó que la propuesta de Israel de limitar la expansión de los asentamientos, en lugar de detenerla, se ha convertido en un "reto clave", y resaltó que la actitud del Gobierno israelí no se ajusta a los requisitos de la Hoja de Ruta aceptada por las partes para guiar el proceso de paz.

Advirtió que "el profundo e inquietante punto muerto en el que se ha estancado el diálogo oscurece el horizonte político" y causa un "vacío" que puede ser ocupado por la violencia, las tensiones y los extremistas de ambos lados.

El embajador de Libia ante la ONU, Abdurrahman Mohamed Shalgham, dijo a la salida de la reunión que los quince miembros del Consejo están de acuerdo en que los asentamientos son el principal obstáculo que afronta en este momento el proceso de paz.

Aseguró que su delegación ha iniciado los contactos para explorar la posibilidad de presentar un proyecto de resolución de condena a la posición de Israel en relación a los asentamientos.

"Todos estamos de acuerdo en que son el principal obstáculo en las negociaciones. Israel lo quiere todo: seguridad, tierras, paz,... pero no quiere pagar ningún precio", agregó.

Por su parte, el representante palestino ante la ONU, Riyad Mansur, consideró que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, "desprecia la posición unánime de la comunidad internacional".

"La alternativa que nos queda es el Consejo de Seguridad", agregó en declaraciones a la prensa.

Israel indicó la semana pasada la intención de construir unas 900 viviendas en el asentamiento de Guiló, que se encuentra en territorio ocupado en Jerusalén Este durante la Guerra de los Seis Días de 1967.

Israel considera a Jerusalén su capital "única e indivisible" y por tanto se ve legitimado para construir en la parte este de la ciudad, de mayoría árabe y que los palestinos reivindican como capital de su eventual futuro Estado.

Más noticias en Política y Sociedad